Animales ecologia Noticias

Más de 480 millones de animales han muerto por los graves incendios en Australia

Los mortales incendios forestales que azotan desde septiembre a Australia acabaron con la vida de más de 480 millones animales de Nueva Gales del Sur.

Las fuertes llamas y la falta de alimento generado debido a los incendios afectan a mamíferos, reptiles y aves locales. Y es que el estado de Nueva Gales del Sur registra actualmente 36.000 km cuadrados de terreno calcinados.

 El ecólogo de la Universidad de Sidney, Chris Dickman afirmó que los voraces incendios representan un desastre sin precedentes especialmente para la fauna local.

Dickman explicó que gran parte de los animales fallecieron debido a las fuertes llamas, mientras que otras especies volaron o se enterraron bajo tierra. Sin embargo, estos últimos al salir a la superficie se encontraron sin alimento (debido a la destrucción de los incendios), y expuestos al ataque de otros depredadores.

El también presidente de la Sociedad Australiana de Animales realizó un estimado del daño con base en un estudio del Fondo Mundial para la Naturaleza. Este análisis incluyó el efecto que tuvo la tala de árboles en Australia sobre los animales y su supervivencia.

Según la previsión de los expertos, la cifra total de animales afectados por la voracidad de los incendios podrían alcanzar los mil millones. Considerando que más de 50.000 km cuadrados de terreno –una superficie del tamaño de Costa Rica- se ha quemado casi en su totalidad tras el paso las poderosas llamas.

El futuro de los ecosistemas en peligro debido a los incendios

El estado activo de los incendios representa un obstáculo para los científicos y especialistas, quienes desconocen el daño registrado en las áreas calcinadas. Por lo que es imposible determinar el impacto exacto que la tragedia podría representar para el futuro de la fauna y flora local.

Aunque la ferocidad de las llamas y los resultados preliminares confirman un efecto negativo sobre los ecosistemas locales. Lo que podría representar un problema para polinizar las plantas o el transporte de las semillas.

Al respecto, Chris Dickman señaló que la recuperación de los ecosistemas se ve afectada principalmente por la falta de las especies vitales para este proceso. Además del impacto geográfico resultantes de los incendios, ya que los ríos, calidad del agua y otros elementos afectan directamente las fuentes de alimento.

“Si los ecosistemas afectados están aislados puede que pasen muchos años antes de que algunas especies regresen. Hay muchos reptiles y mamíferos que no tienen mucha movilidad. Y puede que algunos no regresen nunca”.

Un futuro incierto para las especies únicas de Australia

Actualmente en el territorio australiano conviven 300 especies nativas de canguros, koalas, ornitorrincos y otras especies animales. Lo que convierte a esta nación en uno de los países más ricos en hábitats naturales del mundo. Al punto en que 244 de estas especies sólo pueden ser encontradas en el país.

Sin embargo, el futuro de estas especies exclusivas de Australia podría estar en peligro debido a los cambios climáticos, la sequía y a la intensidad de los incendios registrados en la nación.

Así lo advirtió la Universidad de Sidney mediante un comunicado donde señalan que: “Unas 34 especies de mamíferos nativos de Australia se han extinguido en los últimos 200 años con la colonización. Es la tasa de pérdida más alta de cualquier región del mundo”

Una grave situación que incrementa las alertas sobre el futuro del paraíso australiano. Por su parte Dickman, espera que los científicos y gobiernos trabajen  de forma conjunta para su resguardo y recuperación.