Naturaleza Noticias

Solo necesitas el tallo de una rosa para obtener cientos de rosas más

Aprende como utilizando el tallo de una rosa puedes gozar de miles de ellas en la comodidad de tu jardín, ven y observa los pasos a seguir

La jardinería es uno de los pasatiempos que hombres y mujeres comparten y es que cuidar de las flores puede ser un tanto relajante, nos ayuda a desconectarnos del mundo exterior incluso, de todos los problemas que podamos tener.

Son muchas las personas que hoy en día se dedican a la jardinería de profesión, otros son simple amateurs que les gusta ver su jardín hermoso y tú seas del grupo que seas, si estás buscando una forma de mejorar la apariencia de tu jardín pero con rosas entonces has llegado al lugar correcto.

Sabemos que sembrar rosas puede ser un dolor de cabeza, se requieren muchos pasos y paciencia sobre todo, para poder obtener una rosa, ahora imagina tener miles de ellas en nuestro jardín, es prácticamente un sueño.

Sea un sueño o no, siempre vale la pena intentar, y estamos totalmente seguros que con la técnica que hoy nosotros te estaremos enseñando, lograrás tener rosas en tu jardín y este se verá hermoso, será la envidia de muchos.

Así debes plantar las rosas con tan solo el tallo

tallo

Cuando de rosas se trata, muchos prefieren comprarlas y regalarlas, pero si lo que queremos es que estas crezcan en nuestro jardín, con solo comprar una puede sernos de mucha ayuda, más de lo que crees que sería.

Son muchos los trucos ocultos que hay cuando de jardinería se trata, pero este que consiste en cómo puedes sembrar una rosa es sin duda de los mejores que pueden haber, y tú mismo podrás comprobarlo con tus propios ojos.

Estos son los pasos que debes seguir para tener tus rosas:

tallo

Primero busca un lugar ideal donde sembrarás tus rosas y luego de ello, cava una zanja de al menos 15 centímetros de profundidad y esta la rellenarás con algo de arena. Trata de que las rosas no están unas muy cerca de las otras, trata de que no estén bajo un muro o de un árbol ya que estas requieren de espacio, sol y aire.

Ahora procede a r algunos tallos o esquejes que tengan al menos unos 20 a 25 centímetros de largo si no tienes rosas.

Los tallos deberás limpiarlos de las hojas, y de las impurezas que tengan para así lograr que estos se regeneren.

Clava los tallo o esquejes en la arena dejando al menos unos 5 centímetros o más de distancia entre ellas y luego presiona bien la arena para que queden bien fijados al suelo.

Ya que están totalmente fijos, cubre con tierra abonada y prensa bien empleando tus pies para que quede bien compacta.

Si este truco no te funciona, puedes probar también con plantar los tallos en una papa, cubrirlos con tierra y listo, para algunos jardineros, así las rosas crecen más saludables y de mejor manera.

Esperamos haberte ayudado con esta información.

Gracias por leernos.