Dietas

La dieta antiinflamatoria para la artritis

¿Realmente existe una dieta antiinflamatoria para la artritis? ¿Qué puedo comer para ayudar a desinflamar a mis articulaciones? ¡Tenemos la respuesta!

Si eres de los que sigue una dieta baja en alimentos procesados y grasas saturadas y ricas en frutas, pescado, verduras, algunas semillas y nueces es bueno para tu cuerpo.

Seguramente, este consejo te sonó familiar, esto es porque son los principios de la llamada dieta mediterránea, que se promociona con frecuencia por sus poderes de antienvejecimiento y antienfermedad.

Dieta antiinflamatoria para la artritis

El consumo de estos alimentos puede ayudarte a:

  • Tener una presión sanguínea estable.
  • Evita enfermedades crónicas.
  • Ayuda a la artritis frenando la inflamación.
  • Se beneficia el corazón.
  • Conduce a la pérdida de peso.

Pescado y la dieta antiinflamatoria

Consumir tres onzas de pescado, al menos dos veces por semana, es lo recomendado por las autoridades sanitarias de la American Heart Association y la Academia de Nutrición y Dietética.

¿A qué se debe? El pescado es una buena fuente de ácidos grasos omega-3 que combate la inflamación.

Diversos investigadores han demostrado que tomar suplementos de aceite de pescado ayuda a reducir la hinchazón de las articulaciones y el dolor, la duración de la rigidez matutina y la actividad de la enfermedad entre las personas que tienen artritis reumatoide (AR).

Mejores fuentes de omega 3: salmón, atún, sardinas, arenques, anchoas, vieiras y otros peces de agua fría. Si no te gusta el pescado, toma suplementos.

Frutos secos y semillas

Estudios confirman que el papel de frutos secos en una dieta antiinflamatoria, evita que un 51% de las personas tienen menor riesgo de morir de una enfermedad inflamatoria, como la artritis.

Los frutos secos están repletos de grasa monoinsaturada que logran combatir la inflamación. A pesar de que son relativamente altos en grasa y calorías, estudios demuestran que al seleccionarlas como merienda. Tienden a promover la pérdida de peso ya que contiene proteínas, fibra y grasas monoinstauradas saciantes.

Verduras y frutas

Poseen antioxidantes que actúan como un sistema de defensa natural del cuerpo, ayudando a neutralizar las moléculas inestables, mejor conocidas como radicales libres que pueden dañar las células.

Comer frutas ricas en vitamina K, como el brócoli, la espinaca, la lechuga, la col rizada y la col, reducen drásticamente los marcadores inflamatorios en la sangre.

Las verduras y frutas coloridas, entre más oscuro o más brillante sea el color, más antioxidante tiene.  Entre los buenos se incluyen los arándanos, las cerezas, la espinaca, la col rizada y el brócoli.