Animales Curiosidades

¡Imagen de fantasía! fotógrafo captura a dos abejas durmiendo abrazadas dentro de una flor

La naturaleza contiene imágenes hermosas capaces de sorprender al ser humano, como es el caso de la fotografía de dos abejas durmiendo dentro de una flor.

Las abejas son uno de los insectos más importantes para el crecimiento de los cultivos alimentarios y la flora, ya que se trata de un polinizador bastante trabajador.

Y es que, casi un tercio de los alimentos que el ser humano consume a diario, lograron cosecharse de forma exitosa gracias a la polinización de las abejas y otros insectos. Una prueba que revela el impacto y la gran labor que realizan estas pequeñas dentro de la naturaleza.

Es precisamente por la gran responsabilidad que llevan sobre sí, que normalmente vemos a las abejas trabajando de forma incansable. Sin embargo, al igual que las personas y que otros animales, estos insectos necesitan de un descanso adecuado.

El increíble descanso de las abejas

Imaginar a las abejas durmiendo puede resultar algo difícil e increíble de si quiera pensar, pero en la realidad, este es un hecho bastante natural al igual que otros seres vivos.

Y es precisamente ante esta increíble imagen que se encontró el fotógrafo de vida silvestre Joe Neely, quien capturó a través de su cámara a dos abejas acurrucadas dentro de una flor.

Créditos: IG @jmneelyphotography

Neeley indicó que se encontraba junto a su novia en un paseo en búsqueda de flores de amapola para realizar unas fotografías. En pleno recorrido encontraron un grupo de flores junto a la carretera así que se detuvieron para tomar algunas fotos.

Mientras realizaban diversas fotografías a la flora local, el fotógrafo escuchó el zumbido de unas abejas, por lo que al acercarse encontró a varias de ellas dentro de las flores. Una imagen que nunca había visto antes, por lo que inmediatamente decidió inmortalizarla con su cámara.

Al respecto sobre este peculiar y extraño evento que para muchas personas es una imagen nunca antes vista. El Servicio Forestal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, indicó que al dormir, estos insectos no poseen parpados, por lo que no logran cerrar los ojos.

Por su parte el investigador de abejas de la Universidad Estatal de Washington, Brandon Hopkins explicó que al dormir estos insectos dejan su antena quieta e incluso se caen de lado. Como en la fotografía que capturó Neely.