Medicina Natural

Algunos hábitos para generar serotonina

Al hablar de la serotonina nos referimos al neurotransmisor producido por nuestras neuronas para poder comunicarse entre sí y se encuentras en diferentes zonas del sistema nervioso central.

Dicha sustancia actúa como un estabilizador del estado de ánimo, además de regular y equilibrar el apetito y los ciclos de sueño, etre otras funciones.

Además, la serotonina cumple un papel fundamenta en la sexualidad y en la regulación del humor, temperatura y sensación de dolor. Pero, según estudios hay métodos naturales para poder aumentar este neurotransmisor a nivel cerebral. Mejorando el estado de ánimo y el funcionammiento social de las personas.

Alimentos con triptófano

serotonina

Los primero hábitos para el incremento de la serotonina es poder llevar una alimentación saludable. Con esto no nos referimos a que solo tienes que comer frutas y verduras.

Por lo que, alimentos y bebidas fermentadas son de gran ayuda para lograr la digestión y asimilación de todos los nutrientes importantes que necesitas para poder generar esta hormona.

Por lo que, cualquier alimento que lleve troptófano es recomendable. Ahora, hay que prestar mucha atención a los carbohidratos porque estos pueden alterar nuestro estado de ánimo. Por un lado, aumentan la cantidad de triptófano pero producen un efecto rebote.

Escuchar música clásica

Otro hábito para poder generar la serotonina más recomendado es el poder escuchar música clásica. Según el doctor Joel Robertson, habló acerca de las composiciones de Bach, puesto que poseen cierto orden matemática que provoca que el cerebro entre en un estado de armonía.

Diviértete al sol para mayor producción de serotonina

El hábito más recomendable es tomar sol durante las primeras horas del día. La vitamina D es esencial, porque desempeña papeles fundamentales para la salud. Uno de ellos es producir mayores niveles de serotonina y mejora el descanso.

Evita el estrés

Al estresarnos generamos adrenalina y cortisol, dos hormonas que interfieren con la producción de serotonina. Esto puede ocurrir si tratas de completar una abrumadora cantidad de trabajo en poco margen de tiempo o si estás demasiado preocupado por un tema y no dejas de darle vueltas.