Dietas Recetas Salud

¿Sabías que el té de perejil es ideal para adelgazar y limpiar tus riñones?

Es complicado pensar en una comida sin perejil, ¿no? Y es que además de ofrecer un buen gusto a las recetas, el perejil es abundante en varios nutrientes. En este texto va a encontrar información acerca de sus características y cómo elaborar té de perejil, para contribuir a su salud renal. El perejil es abundante en hierro y vitamina C, tiene acción diurética, es incitante, emenagogo, vasodilatador, tonificante y otras características buenas. Esta planta usada como condimento para cocinar además se puede utilizar como té con objetivos medicinales. Como condimento, el perejil mezclado con cebollino se conoce como olor a verde. El cilantro por lo general se añade al pack de condimentos con aroma verde.

De cualquier manera, el perejil mezclado o no con otras plantas, le proporciona un toque particular a nuestros comestibles y a nuestra salud. El olor verde proporciona una exhibe de gusto a los platos y provecho para la salud, hace más fuerte el sistema inmunitario y asegura al cuerpo de anomalías de la salud y desequilibrios.

Beneficios medicinales del perejil

El perejil posee varias propiedades medicinales y es por ello que es tan recomendable por médicos y especialistas en nutrición. Entre algunas de sus principales características están:

Actúa como diurético

El perejil impulsa el buen desempeño de los riñones, optimiza la circulación y descarta las toxinas del cuerpo.

Consumido como té, trata la infección del tracto urinario para luchar con los microorganismos que perjudican la vejiga.

Mejora la respiración

El té de perejil por medio de la clorofila y su poder alcalinizante asiste para purificar el aliento y hacer mejor la salud bucal.

Es digestivo

El perejil ayuda el buen desempeño del tracto digestivo y decrece la acidez en el estómago, evadiendo la acidez estomacal y la mala digestión.

Té de perejil y jengibre

Ingredientes:

  • 5 ramitas de perejil
  • 1 pieza de jengibre de 4 cm
  • 1 litro de agua

Modo de prepararlo:

  • Lave y desinfecte el perejil y el jengibre.
  • Ponga el jengibre en el agua hirviendo durante 5 minutos, luego agregue el perejil.
  • Apague el fuego, tape y deje reposar por 20 minutos.

Cómo tomar:

Tome tres tazas al día.

Té de perejil con limón

Ingredientes:

  • 5 ramitas de perejil
  • 1 jugo de limón
  • 1 litro de agua
  • jarabe de caña de azúcar para endulzar (opcional)

Modo de prepararlo:

  • Coloque el perejil, ya limpio, en una sartén con agua y hierva.
  • Apague el fuego y agregue el limón.
  • Cubra y amortigüe por 10 minutos.
  • Colar y, antes de beber, endulzar si lo prefiere.

Té de perejil con canela

Ingredientes:

  • 5 ramitas de perejil
  • 1 rama de canela
  • 1 litro de agua

Modo de prepararlo:

  • Lleve el agua con el perejil y la canela a ebullición durante 5 minutos.
  • Colar y servir.

Nota: la canela es termogénica y ayuda a acelerar el metabolismo, una buena combinación para quienes desean perder peso.

Té de perejil hibisco

Esta combinación de perejil con hibisco ayuda a tratar dos problemas: retención de líquidos e infección del tracto urinario debido a las propiedades diuréticas y antiinflamatorias de esta bebida.

Ingredientes:

  • 1 taza de agua
  • 1 cucharada de hibisco
  • 1 manojo de perejil

Preparación:

  • Ponga a hervir 1 taza de agua.
  • Apague el fuego y agregue 1 cucharada de hibisco y 1 ramita de perejil.
  • Cubra y amortigüe por 10 minutos.
  • Luego cuele y beba, si prefiere una bebida más dulce, endulce con 1 cucharada de jarabe de caña o gotas de stevia.