Espiritualidad

¿Qué sucede cuando dejamos de necesitar a nuestra pareja?

Muchas relaciones sentimentales desarrollan un vínculo inestable donde una de las partes suele necesitar de la compañía de su pareja en todo momento .

El ser humano al ser sociable por naturaleza suele necesitar de compañía como amigos y conocidos, pero la necesidad en la pareja puede ser un grave problema.

Quienes necesitan de sus parejas constantemente, con el paso del tiempo transforman su relación sentimental en un vínculo dependiente. Donde el apego hace que la persona confunda el cariño con la necesidad de su otra mitad. Debido a que su constante presencia y compañía se vuelve fundamental para sentirse amado a plenitud.

Un comportamiento nada saludable para el futuro de la relación sentimental, ya que su balance se pierde entre la necesidad del otro. Quien se descuida hasta priorizar los objetivos y bienestar de su pareja sobre el propio, causando dolor y sufrimiento en vez de amor.

De esta forma la pareja deja de ser un compañero en quien confiar y apoyarse ante los problemas y es considerado como una figura sin la cual se puede sobrevivir. Es así que las relaciones sentimentales se convierten en una cadena de sumisión que ignora el daño recibido.

Es por ello que es tan importante aprender a liberarse de las ataduras emocionales que te unen a tu pareja con gran necesidad. Ya que se trata de un vínculo con graves secuelas a nivel físico, psicológico y emocional que puede atentar contra la salud.

Dejar de necesitar y aprender a amar a la pareja

necesitar pareja

Para muchas parejas, el final de la relación representa una pesadilla y un trauma que deben evitar a toda costa. Un comportamiento natural en quienes poseen baja autoestima y temen a la soledad. Quienes afirman ¡necesitar a sus parejas parar lograr ser “felices”.

Una vez que las personas se enfrentan a su dependencia emocional, son capaces de alcanzar la libertad. Solo así es posible alcanzar la libertad de elegir entre continuar o terminar con la relación, siendo conscientes de sus aspectos positivos y negativos.

A través de este proceso, las personas se enfrentan y superan sus miedos y consiguen la fuerza para dejar de necesitar a su pareja como el centro de sus vidas. Al reconocer que su compañero es alguien en igualdad de condiciones dentro de la relación, quien puede incluso romper el vínculo sin que represente el final de la vida.

Dado que el individuo comienza a apreciarse y valorarse, más allá de una relación sin atar su vida de forma irracional a otros. Ya que reconoce su propio valor y fuerza dentro del vínculo, por lo que aprecia y cuida a su pareja sin alcanzar el extremo de la dependencia emocional