Salud Terapias Complementarias

Primera vez en la consulta del psicólogo

Muchas personas le tienen un gran temor y pánico ante la posible visita al psicólogo, debido a los diferentes estigmas y prejuicios asociados a la psicología.

La visita al psicólogo es un evento altamente recomendable para todas las personas, debido a los grandes beneficios que genera en la vida de los pacientes tratados.

Para gran parte de la sociedad la psicología es considerada como un estudio asociado a las personas con problemas en la salud mental. Esto se debe a las diferentes creencias y prejuicios relacionados con la estabilidad de la mente así como la indiferencia y subestimación que se tiene padecimientos como la depresión, la ansiedad y diferentes problemas.

Es por ello que para muchas personas, el acudir por primera vez a una cita con el psicólogo puede significar un paso importante e incluso una gran preocupación. Debido a que las expectativas y el desconocimiento sobre la labor de los psicólogos puede ser una fuente de intriga y temor.

Los beneficios de ir al psicólogo

psicólogo

La visita al psicólogo es una acto que requiere de gran preparación y disposición para hablar y tratar los distintos problemas que puedan generar tensión, preocupación o miedo durante la consulta.

Ya sea por recomendación o por deseo propio, acudir al psicólogo es una decisión cuyos beneficios se perciben a largo plazo. Pero que son capaces de mejorar tu estado mental y de brindar los consejos y las recomendaciones necesarias para llevar una vida saludable.

Al acudir a sesiones con el psicólogo es normal pasar por un proceso de preguntas y respuestas relacionadas a las posibles razones detrás de tu visita al consultorio. Esta es una de las estrategias que utilizan expertos para determinar cuál es el mejor tratamiento a seguir para garantizar una mejora en los pacientes.

Encontrar la razón que motiva a una persona a ir al psicólogo, puede convertirse en un problema las primeras veces dado que muchas veces es difícil  encontrar la raíz de aquello que te molesta o incomoda. E incluso, es posible manifestar temor e incomodidad al momento de hablar por primera vez con el experto, dado que es una ocasión donde se dificulta el expresar los sentimientos y emociones.

Sin embargo con el paso del tiempo, esto se convierte en un procedimiento bastante común y fácil ya que es una forma de desahogar y expresar en voz alta todo aquello que por mínimo que parezca y así poder encontrar la mejor forma de lidiar con dichos malestares.

El hablar con un experto, no solo ayuda a darle voz a los problemas, sino que permite experimentar una sensación de bienestar y compañía. Dado que se trata de una persona que además de brindar atención y tiempo para conversar, también otorga el conocimiento necesario para lidiar y enfrentar diferentes situaciones y escenarios de la vida.

Uno de los principales objetivo de la consulta, es el de ayudar a los pacientes a interiorizar y determinar las razones y los malestares que padece. De esta forma, una persona puede tomar las riendas de su propia vida y controlar aquellos elementos, personas y relaciones, que le afectan a nivel emocional y mental.

No se trata de obtener soluciones mágicas para la vida, sino de obtener el conocimiento y las herramientas para aprender a sobrellevar todo aquello que genera alteraciones en el estado mental de las personas.

Aunque un factor importante al momento de acudir a consulta, consiste en el compromiso que todo paciente debe adquirir para poder evidenciar el fruto de su trabajo. De nada sirven las excusas y las mentiras al momento de una visita con el psicólogo, dado que solo es un acto de autosabotaje a cualquier progreso que puedas realizar.

Es por ello que es considerado como una actividad de apertura y sinceridad, no solo con el terapeuta sino contigo mismo. Ya que es el momento perfecto para admitir las responsabilidades, los errores, las victorias, el esfuerzo y la honestidad, de forma contraria, no se podría observar un real avance en bienestar mental y físico de los pacientes.