DietasSaludVida Sana

No te olvides del hígado: 9 alimentos para cuidarlo

La alimentación es especialmente determinante a la hora de cuidar el hígado

De acuerdo a la medicina china, el hígado es uno de los órganos que más atención requiere. Cuidarlo te ayuda a limpiar la sangre y a sentirte con más energía.

Generalmente, cuando el hígado está sobrecargado, podemos sentir malas digestiones, estreñimiento, falta de concentración, piel seca, apatía, enfado o dificultad en la toma de decisiones. Pero con unos pocos cuidados prontamente mejoraremos los síntomas.

El hígado necesita un buen descanso, algo de actividad física para sudar y eliminar toxinas acumuladas y no cenar tarde.

La alimentación es especialmente determinante a la hora de cuidar el hígado. Para ayudar al hígado y a los órganos depurativos a desintoxicar el organismo:

  • Incorpora a tu alimentación verduras crudas de sabor amargo, hojas verdes, germinados, fermentados y proteínas de calidad.
  • Evita alimentos procesados, el azúcar y los estimulantes.
  • Toma cúrcuma y boldo, dos plantas que mejoran la función hepática.

Estos son los alimentos que más nos ayudan a cuidar el hígado:

1. El brócoli es muy recomendable

Esta crucífera es una de las verduras más aconsejables para la salud hepática, ya que es rica en azufre, mineral imprescindible en la segunda fase de desintoxicación del hígado.

Prepáralo al vapor o al wok y consúmelo 3 ó 4 veces por semana.

2. Las alcachofas limpian el hígado

De amargo sabor, las alcachofas contribuyen a la limpieza y desintoxicación del hígado. Son ricas en silimarina, un antioxidante que también está en el boldo, planta excelente para el cuidado del hígado.

Comelas 2 ó 3 veces por semana, aliñadas con jugo de limón y crudas o cocidas al vapor.

3. Pickles de rábano, fermentados saludables

La fermentación aporta un sabor ácido y bacterias muy buenas para la flora intestinal. El sabor ácido, según la medicina tradicional china, se asocia también al cuidado del hígado.

Diariamente acompaña una de las comidas principales con 1 cucharada de pickles de rábano.

4. Puerro, rico en compuestos azufrados

Junto a los ajos y las cebollas, el puerro es rico en compuestos azufrados que ayudan a que el hígado funcione a la perfección.

Puedes comerlo diariamente, al vapor, en caldos o cremas.

5. Los garbanzos tienen aminoácidos

Para crear las enzimas que intervienen en el metabolismo de limpieza hepática necesitamos aminoácidos. Y los garbanzos, como otras legumbres, son una gran fuente de aminoácidos, ¡no te olvides!

Come garbanzos 4 veces a la semana junto a otras legumbres, como arvejas (guisantes).

6. Pepino: hidratante y diurético

El pepino es otro alimento rico en agua y minerales que favorecen la expulsión de toxinas a través de la orina. Resulta diurético y laxante. Además, es muy hidratante y bajo en calorías.

Añádelo a diario, semipelado, a tus batidos y a las ensaladas.

7. Germinados de rábano o brócoli: enzimas, vitaminas y minerales.

Los germinados están llenos de vitaminas y minerales biodisponibles, además de aportar enzimas a la dieta. Tanto unos como otros añaden sustancias necesarias para el hígado.

Cada día coloca un buen puñado a tus ensaladas.

8. Espárragos: eliminar toxinas por la orina

Ricos en azufre y agua, favorecen la eliminación de toxinas por la orina y la formación de aminoácidos azufrados necesarios en el proceso de limpieza.

Consume espárragos verdes 3 ó 4 veces a la semana, cocidos  al vapor, al horno o salteados.

9. Manzana, rica en antioxidantes y pectina

La manzana no solo es abundante en antioxidantes, necesarios para neutralizar los radicales libres que se forman en la primera fase de desintoxicación. También contiene pectina, una fibra soluble que favorece el tránsito intestinal y la eliminación de sustancias a través de las excreción.

Consume 1 al día, cruda o en compota.