Las 6 mejores infusiones para mantener saludables tus arterias | Ignis Natura
Salud Vida Sana

Las 6 mejores infusiones para mantener saludables tus arterias

 

Mantener tus arterias en perfecto estado es una importante labor, ya que a través de ellas se transportan los nutrientes que tu cuerpo necesita para su correcto funcionamiento.

Una buena circulación sanguínea implica que tu corazón bombea mediante tus venas y arterias los nutrientes que requiere tu cuerpo para trabajar de forma eficiente en el día a día. Al permitir la metabolización y desecho del dióxido de carbono.

Con el objetivo de favorecer la circulación de la sangre a través de las venas y arterias, es necesario permanecer en constante movimiento. Dado que al permanecer mucho tiempo sentados, de pie, ser hipertenso, tener exceso de peso y el tabaquismo afectan negativamente la circulación sanguínea.

Mantener tus arterias saludables de forma natural

Además de practicar deportes o alguna actividad física, existen ciertas plantas y bebidas naturales que pueden contribuir con tu circulación sanguínea. Dado que sus propiedades ayudan a mantener tus arterias y venas en un estado saludable, al tiempo que combaten contra determinadas patologías.

Hamamelis

Utilizada comúnmente para tratar ciertas heridas y aliviar los dolores articulares debido a sus propiedades antisépticas, antiinflamatorias, astringentes y hemostáticas. Su contenido de taninos y flavonoides son activos empleados para el tratamiento de trastornos circulatorios.

La infusión de hamamelis interactúa directamente con los vasos sanguíneos aliviando la sensación que causa la mala circulación y las venas inflamadas. También puede usarse para el tratamiento de las hemorroides, várices, flebitis, hematomas, quemaduras, hemorragias y cortes.

hamamelis

Preparación:

  • Hierve una taza de agua y baja del fuego
  • Añade una cucharadita de hojas secas de hamamelis
  • Espera 5 minutos y cuela.
  • Bebe entre 2 y 3 tazas al día.

Cola de caballo

Una de las plantas más comúnmente empleadas para mejorar la circulación de la sangre en los tejidos conjuntivos. Su efecto diurético ayuda a eliminar los líquidos retenidos, los cuales con el tiempo pueden generar problemas circulatorios y cardíacos.

Preparación:

  • Hierve un litro de agua durante 5 minutos
  • Vierte en una jarra 2 cucharadas de cola de caballo
  • Deja reposar 10 minutos y cuela
  • Ingiere 1 o 2 tazas al día, durante un mes.

Corteza de sauce: Un gran aliado de tus arterias

Su contenido de ácido salicílico, contribuye a mejorar la circulación de la sangre y prevenir los ataques cardíacos. Además, sus propiedades anticoagulantes previenen la formación de trombosis o de coágulos en las arterias y los problemas cardiovasculares e infartos.

Preparación:

  • Vierte una cucharadita de corteza de sauce en una taza de agua caliente
  • Reposa por diez minutos y cuela
  • Bebe una taza al día cada dos o tres días.

Ginkgo biloba

Utilizado para la composición de diversos medicamentos y complementos alimenticios orientados a combatir los trastornos de memoria y favorecer la circulación sanguínea. Sus flavonoides evitan la formación de coágulos en las arterias y es altamente beneficioso para quienes tienen hemorroides y flebitis.

Preparación:

  • Utilizar entre 20 y 40 gramos de flores frescas o 2 o 3 cucharaditas de flores secas por litro de agua
  • Beber una taza 2 a 3 veces al día en caso de problemas circulatorios

Diente de león.

Un excelente depurativo de la piel y de la sangre, que beneficia la circulación sanguínea. Es un tónico diurético, que facilita la eliminación de la bilis, mejora la digestión, al tiempo que disminuye el exceso de colesterol y de urea.

diente de león

Preparación:

  • En un envase coloca una cucharada de hojas de diente de león
  • Calentar hasta que rompa el hervor y retira del fuego
  • Reposa por 10 minutos y cuela
  • Consume 2 tazas al día lejos de las comidas

Romero

Normalmente empleado como condimento en la cocina, el romero es un remedio ideal para mejorar la circulación de la sangre y el proceso de digestión. Funciona como un potente diurético que reduce los riesgos de cálculos renales o de gota y previene el reuma.

Además combate el estrés, previene el insomnio y antioxidantes depuran la sangre y ralentizan el envejecimiento celular.

Preparación:

  • Hierve medio litro de agua con 2 cucharaditas de romero seco
  • Cuando rompa el hervor, baja la intensidad del fuego y cocina durante 5 minutos.
  • Baja del fuego y dejar reposar otros 10 minutos más.
  • Cuela y bebe 1 taza al día cada 3 días.