Salud

Cómo la falta de amor en la infancia afecta en la adultez

Durante la infancia los niños reciben de sus padres las enseñanzas básicas que formaran parte de su personalidad y comportamiento durante su crecimiento.

Normalmente los padres son una fuente de amor, protección, comprensión, cariño y aprecio para los hijos, aunque algunas personas durante su infancia no logran experimentar dicho sentimientos por parte de los adultos de su familia.

La falta de amor en un niño genera grandes consecuencias en su infancia, adolescencia y finalmente en la vida adulta. Ya que se trata de un sentimiento fundamental para el desarrollo y crecimiento del ser humano y de sus relaciones familiares, sociales y sentimentales.

Esto se debe a que a través del amor las personas aprenden y reconocen la importancia de apreciar y valorar a otros. Además de desarrollar el deseo de cuidar proteger, compartir, reír y permanecer al lado de quienes son importantes en su vida.

Es por ello que quienes desconocen lo que es el amor suelen tener una vida difícil, debido a su carencia de conocimiento sobre esta importante emoción. La cual pese a su aparente “irrelevancia” en realidad juega un papel importante en el desarrollo emocional y personal de cualquier individuo.

Los efectos que genera la falta de amor en la infancia

infancia falta de amor

Cuando los padres no brindan amor a sus hijos, crean una grave herida que permanece en el interior de los pequeños incluso cuando alcanzan la adultez. Ya que la falta de amor, suele perseguirlos y afectar su crecimiento, deteriorando sus relaciones y condicionando la forma en la que interactúa con otras personas.

Debido a que posee el conocimiento que le permita reconocer la importancia del vínculo existente con otros, ni sabe cómo valorarse a sí mismo ya que carece de una referencia sobre el amor.

Aunque para muchos padres la falta de amor puede aparecer un aspecto sin importancia durante la crianza, debido a su propio estilo de educar a los pequeños. En realidad el brindar la atención y el cariño a los hijos es una de las principales prioridades que todo padre debe cumplir para garantizar su desarrollo como individuo.

Ya que la falta de amor deteriora el crecimiento emocional de los pequeños, afectando su estabilidad emocional y mental. Esto se debe a que en su propio hogar no recibe las manifestaciones de amor que ayudan a construir su confianza y autoestima.

Permaneciendo expuesto a experimentar una vida llena de inseguridades, traumas, tristeza, miedo, ira, dolor y soledad al no ser capaz de establecer un vínculo amoroso o afectivo como consecuencia de esta falta cometida por sus propios padres.

La falta de amor, atención y cariño por parte de los padres genera en la persona una sensación de hambre por experimentar dicho sentimiento. Principalmente porque durante su infancia resultó privado de dicha atención por parte de sus progenitores.

De esta forma un individuo puede convertirse en alguien ansioso y deseoso por experimentar diversas relaciones sentimentales sin establecer cabeza. Ya que en su interior yace una imparable búsqueda del amor que se le fue negado durante los primeros años de su vida.

Dicha necesidad o hambre de amor le condiciona a buscar relaciones sentimentales que incluso podrían representar un peligro para su crecimiento, su libertad, su autoestima y su salud física y mental. Debido a que se aferra a quienes le brindan una pequeña dosis de amor, sin importar si se trata de una situación positiva o negativa para sí mismo.

Es por ello que es tan importante que los padres entiendan el gran impacto que generan al privar a sus pequeños del amor ya que lentamente contribuyen a que sus hijos buscan dicha protección cariño y afecto en otras personas lejos de su familia.