Curiosidades

Un niño que lee será un adulto que piensa

Los libros son fundamentales para el desarrollo y crecimiento de los individuos, por lo que es altamente recomendable que un niño practique la lectura en casa.

Una de las mejores decisiones que puedes hacer como padre, es permitir que tu niño disfrute y se divierta a través del mundo de los libros desde temprana edad.

Debido a que la infancia es la etapa ideal para acercar a tu pequeño a la lectura e inculcarle el increíble valor de los libros desde temprana edad. Considerando que esta actividad ayuda a que los niños se acostumbren a pensar, imaginar y analizar antes de actuar gracias al conocimiento derivado de su amor por los libros.

La lectura es una actividad que perdurará dentro del niño a lo largo de su vida al facilitar su crecimiento como individuo mientras descubre paso a paso, el amplio mundo literal dispuesto a su alcance. Por lo que es recomendable comenzar con libros acorde a su edad y lentamente abrir las oportunidades a obras con mayor complejidad, que contribuyan con el desarrollo de su consciencia sobre el mundo.

Dado que al crecer rodeado del conocimiento, enseñanzas, moralejas y aprendizajes que brindan las distintas obras literarias, los niños desarrollan una mayor consciencia sobre sus acciones y palabras. Hasta convertirse en adultos que utilizan su pensamiento para hacer frente a las dificultades y retos del día a día.

De esta forma los pequeños que disfrutan a plenitud del maravilloso mundo de los libros, experimentan un enriquecimiento de su mente y de sus conocimientos. Al sumergirse dentro de las vivencias, experiencias, conocimientos e ideas presentes en cada obra literaria y adaptarla a sí mismo mediante el uso de la imaginación y la creatividad que les permite adentrarse en dicho mundo.

Es por ello que se les recomienda a todos los padres, el inculcar el amor hacia los libros en los pequeños. Dado que cada mundo presente en una obra literaria además de conocimiento y moralejas, también posee la capacidad de brindar confort, comprensión, diversión y entretenimiento.

Los libros y su valor en el crecimiento de un niño

niño y libros

Un niño que desde temprana edad se adentra en el mundo de los libros, durante su desarrollo y crecimiento físico, emocional y mental se convierte en  un ser con una gran orientación hacia el pensamiento y las palabras.

Dado que su pasión por la lectura le enseña a analizar a profundidad cualquier situación antes de actuar de forma imprudente. Además de que todo el conocimiento y morales adquiridos en los libros le facilitan el mostrar un mayor respeto, tolerancia y respeto hacia su entorno, dado que posee un punto de vista enriquecido con las historias que leyó.

De esta forma a través de los libros un niño puede aprender y entender con mayor alcance sus propios sentimientos, ideas, pensamientos y sueños. Por lo que los libros sumados a las experiencias del día a día, le sirven de ayuda a los pequeños al momento de establecer su moral, filosofía y objetivos en la vida.

Además de facilitar el proceso de comprender temas de gran complejidad que aquejan al ser humano y al mundo, por lo que lentamente a través de la lectura consigue ampliar su forma de ver la vida y de enfrentarse a la misma.

Dado que reconoce que no todo es blanco o negro y que existen diferentes puntos de vista sobre un mismo tema. Un conocimiento que le permite al niño ser más respetuoso y comprensivo con las diferencias de opiniones entre las personas que forman parte de su entorno. Al tener la capacidad de escuchar a otros y aceptar sus pensamientos e ideas sin imponer las propias.