Curiosidades Espiritualidad

José Saramago: El escritor que habló de la ceguera social

El escritor José Saramago es reconocido por su pensamiento profundo, orientado hacia la reflexión, la filosofía y la realidad social y emocional del ser humano.

Gracias a sus escritos, Saramago fue catalogado como un agitador de conciencias, debido a su pasión por retratar los eventos reales en sus obras literarias.

A través de su narrativa el escritor invita constantemente a los lectores a realizar una reflexión filosófica, al presentarle sus denuncias y críticas sobre las injusticias y conflictos que evidenció el autor.

Su deseo de incentivar y motivar a los lectores, le llevó a desarrollar un estilo literario bastante único que lo diferenció de otros autores. Dado que mediante parábolas, el escritor mezcla la imaginación, la ironía y la compasión para presentar una realidad que hace eco dentro de la mentalidad del lector.

José Saramago: Un escritor que persigue la reflexión

“Las tres enfermedades del hombre actual son la incomunicación, la revolución tecnológica y su vida centrada en el triunfo personal”

José Saramago

Nacido el 16 de noviembre en 1922en Golegã, Portugal,  José de Sousa Saramago proviene de una familia humilde que incentivó su crecimiento y desarrollo educativo. Por lo que en su juventud se dedicó a aprender por su cuenta a través de la lectura y a practicar la escritura.

Su pasión por los libros formó parte fundamental de su futuro como escritor y como individuo hasta el punto de publicar “Terra do Pecado” (Tierra del Pecado) al cumplir los 25 años en 1947.

Posteriormente en 1955, Saramago se dedicó a traducir al portugués las obras de Hegel y Tolstoi, mientras se dedicaba a buscar su propio camino como autor. Mejorando su estilo de escritura y su forma de expresión con el objetivo de alcanzar el éxito con sus obras, aunque esto no le garantizó la publicación de su trabajo.  Como ocurrió con el caso de Clarabóia (Claraboya).

Tras el rechazo de su nueva obra, el autor permaneció en calma antes de intentarlo nuevamente en 1966 con “Provavelmente alegría”y “El año de 1993”.  Lo que resultó en una gran victoria para el escritor, dado que ambos libros lograron el reconocimiento de las editoriales, hasta trabajar con Estúdios Cor.

Luego de alcanzar el éxito como escritor, Saramago decidió adentrarse en el periodismo y comenzó a trabajar en el “Diario de Noticias” y en el “Diario de Lisboa”. Hasta el punto de convertirse en director adjunto y comentador político.

Aunque posteriormente regresó a la escritura en 1974, siendo reconocido por su labor y su excelente trabajo en ambas áreas. Su conocimiento y experiencia le sirvió para publicar luego diferentes libros y obras de teatro. Llegando a escribir en los años 80 “Memorial del convento(1982), “La balsa de Piedra” (1986), “El Evangelio según Jesucristo” (1991).

Una de sus mayores obras literarias es Ensayo sobre la Ceguera (1995), reconocido a nivel internacional como una herramienta de vehículo excepcional para la catarsis y la reflexión filosófica. Posteriormente en 1998, el Comité de Estocolmo le brindó el Premio Nobel de Literatura, por su increíble trabajo e impacto.

Saramago falleció en 2010 debido a leucemia cuando tenía 87 años, mientras se encontraba redactando una nueva novela que quedó incompleta con tan solo 30 páginas.

Ensayo sobre la ceguera

José Saramago

No son ciegos, «están ciegos», es tan solo una de las metáforas que utiliza Saramago en una de sus obras más reconocidas a nivel mundial. Donde el tema central es la incapacidad que tienen los seres humanos para reconocer a otros individuos como iguales.

Mediante su narrativa el autor describe el comportamiento de las personas que por egoísmo, orgullo o miedo se niega a reconocer a sus iguales. Creando una ceguera entre las personas que se deriva de su propia mente y sus pensamientos, al no ser capaz de apreciar y valorar el trabajo y esfuerzo de los demás.

A través de sus páginas, el lector se ve envuelto en un mundo donde la reflexión es la única salida, dado que su temática puede aplicarse a la realidad en el caso menos esperado. Por lo que es una obra altamente recomendada para quienes necesitan de un momento de análisis, filosofía y reflexión.