Curiosidades Noticias

Fingir una actitud positiva en el trabajo puede hacer que bebas más alcohol al terminar las jornadas

Para los que siempre fingen ser felices en la jornada de trabajo queremos que sepas que esto puede hacer que termines bebiendo alcohol después de tu hora de salida

Cuando trabajamos en lo que no nos gusta o hacemos algo por obligación nos sentimos mal con lo que hacemos y no sentimos motivación en cumplir con todos los requerimientos que nuestro jefe nos solicite, o que alguien más haga.

Muchas personas dicen que quien trabaja en lo que no le gusta no está trabajando sino que es esclavo de una determinada labor y esto es totalmente cierto, al no disfrutar nuestro trabajo sentimos una obligación enorme que no nos gusta para nada.

Es probable que incluso a ti te suceda lo mismo, quizá estas trabajando en algo que n no te agrada y esto no es malo para tu jefe porque al fin y al cabo tu cumples con tu labor pero es malo para ti y hoy te diremos las razones.

En este post te hablaremos del trabajo y de las razones por las cuales tu no debes fingir en tu trabajo una actitud positiva ya que tiene efectos contraproducentes así que sigue leyendo este post que hoy taremos para ti.

¿Es trabajo o esclavitud? – El resultado puede ser que bebas alcohol

Cuando hacemos algo que no nos gusta en nuestro trabajo esto nos hace sentir mal pero muchos de nosotros intentamos que las cosas nos salgan bien y actuamos de una forma positiva para que todo fluya para no mortificarnos tanto pero esto en realidad si nos  mortifica.

Muchas personas en su trabajo buscan mantener siempre la felicidad incluso si están haciendo cosas que no les gusta y esto según un estudio no es tan bueno como creerías, es algo que pasa muy a menudo a decir verdad.

Este estudio dice que sonreír o mantenerte feliz siempre puede ser totalmente agotador y puede incluso hacer que tu bebas en exceso, y no hablamos de agua sino de bebidas alcohólicas y todo esto es por la frustración.

Es importante mantener un buen ambiente laboral claro está pero obligarnos a nosotros mismos a sonreír siempre es algo terrible para nosotros aunque no lo creas, puede hacerte incluso una persona alcohólica.

El estudio lo llevó a cabo la Universidad Estatal de Pensilvania y laUniversidad de Buffalo donde se comprobó que esa persona que se fuerza día tras día a tener una actitud positiva en su jornada laboral corren el riesgo de beber más luego del trabajo.

Todo esto surgió en respuesta a que algunas empresas solicitan a sus trabajadores a laborar con una sonrisa, fingir emoción o incluso suprimir sus emociones frente a los clientes quienes se denotó que son los que más alcohol consumen.

Es importante que si trabajas no hagas nada de lo que ya te dijimos, está bien trabajar y darle una sonrisa a una persona pero no te obligues a hacerlo, esto puede ser un caos tanto para ti como para todos los que te rodean.

Esperamos haberte ayudado con esta información.

Gracias por leernos.