Vida Sana

Esto es lo que sucede cuando, por fin, dejas una relación tóxica

Al hablar de una relación tóxica desgasta, vulnera la propia identidad, lo cual diluye la autoestima. Por lo que, deforma el concepto básico y esencial de lo que es el amor auténtico.

Esto no es más en una forma desmedida de expresión para poder designar las conductas abusivas que se pueda producir hacia los demás.

Por eso, hemos de analizar cuidadosamente a cada persona antes de utilizar el término de “popular”. Aunque, este comportamiento determinado puede ser parte de uno, lo cual puede existir en realidad un trastorno de personalidad o afectivo.

Con todo esto queremos decir que debemos ser cautos. Somos personas complejas que tienen relaciones complicadas como las que se encuentran en a abundancia. Sin embargo, esos vínculos de una persona en concreto actúa como epicentro de malestares, abusos e incluso maltrato psicológico.

Un claro ejemplo de una relación tóxica. Por eso, hoy queremos hablarte de eso. Queremos dejar muy en claro el simple hecho de cortar este vínculo lesivo con este tipo de parejas que experimentan felicidad y bienestar.

Heridas de una relación tóxica

relación tóxica

Ve una persona que está siendo llevada de la mano por un bosque, lleno de zarzales y ramas. Por lo que, esa persona se deja llevar porque confía en la otra. Sin embargo, sabe que ese viaje puede que sea agotador.

Así que nada de lo que ve a su alrededor de esta travesía le parece hermoso y nada esperanzador.

En fin, debes decidir desprenderte de esa mano, alejarte para poder sentirte libre. Por lo que querrás recuperar tu felicidad y podrás, permitir que otra persona avance con otro camino.

Cuando lo intenta, siente algunas emociones contradictorias como lo son:

  • Tienden a no reconocerse del todo.
  • Generalmente se siente casa o agotada.
  • No tiene claro la decisión que tomará.

Ahí, sentirá la necesidad de recogimiento, de reecontrarse consigo mismo. Además,deberás pensar en qué punto de su vida lo que se encuentra y qué debe hacer ahora.

Primero mi dignidad ¿cómo la daña?

En algún momento conocerás a alguien que tras salir de una relación tóxica, inicia otra. Caer en las mismas dinámicas abusivas es más común de lo que pensamos.

Por lo que, queremos dejar claro que el simple hecho de dejar una relación tóxica no otorgará inmediatamente una felicidad inmediata. Ahora, necesitamos recordar que no podemos caer de nuevo en estas dinámicas afectias.

Por esta razón, debemos hacer que toda experiencia nos permita obtener un adecuado aprendizaje para poder decirle MÁS NUNCA a los amores tóxicos.