¿Enganchado con tu pasado? 5 enseñanzas del budismo con las que aprenderás a disfrutar y apreciar cada momento de tu vida » Ignis Natura
Espiritualidad

¿Enganchado con tu pasado? 5 enseñanzas del budismo con las que aprenderás a disfrutar y apreciar cada momento de tu vida

 

Según el Budismo, tu camino por la vida está repleto de una diversidad de enseñanzas las cuales enriquecen tu alma. Y es mediante la práctica de la meditación, que lograras crecer como individuo al desarrollar tu conciencia, compasión y conocimiento.

Si eres de las personas que desconoce la profundidad y el valor del budismo como corriente de pensamiento, a continuación te presentamos:

5 enseñanzas del budismo que cambiaran tu forma de percibir la vida.

“El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional”

El dolor en la mayoría de las ocasiones sirve como herramienta de aprendizaje, ya que tras experimentarlo, corregimos nuestra forma de actuar o pensar, para evitar resultar heridos nuevamente.

Según el budismo, el dolor (físico y emocional), siempre formara parte de tu vida, de tus fracasos y alegrías, aún si quieres evitarlo por completo. En cambio, el sufrimiento, es considerado como una elección, más que una condición natural de la vida.

Principalmente, porque tu eres quien tiene la voluntad y el poder de escoger hasta cuando dejaras que tu vida esté marcada por el sufrimiento. Si en verdad, pretendes dejar de sufrir, necesitas reconocer y aceptar tus sentimientos y emociones, las cuales juegan un papel importante en tu accionar.

“Alégrate, porque todo lugar es aquí y todo momento es ahora”

A menudo solemos dejar que nuestros pensamientos se llenen de ideas sobre lo que podemos esperar del futuro, o sobre los arrepentimientos del pasado. Sin embargo, para el budismo, lo verdaderamente importante están en el aquí y ahora. Ya que debemos aligerar la carga de nuestra mente, y disfrutar de los aprendizajes que nos brinda el presente.

“Cuida el exterior tanto como el interior, porque todo es uno”

Normalmente, la apariencia física, ropa, y estilo de moda, recibe mayor atención que los sentimientos, pensamientos y moral de una persona. Para el budismo, esto representa una equivocación, al intentar priorizar el aspecto exterior por encima de la riqueza interior. Con el objetivo de que los individuos logren sentirse cómodos al mantener un equilibrio entre el aspecto físico exterior, con su mente y pensamiento.

“Más vale usar pantuflas que alfombrar el mundo”

El mundo no va a cambiar para ser agradable o más favorable a tus intereses o deseos individuales. Es por ello que antes tus metas, debes dar el paso adelante y enfrentarte a las dificultades, al dolor y a los momentos difíciles por tu cuenta.

Desde el punto de vista del budismo, sólo así lograrás aprender desde la experiencia el verdadero valor de las cosas y de las personas, obteniendo así una nueva perspectiva sobre tu entorno, sin la necesidad de causar daño o mostrar desprecio a otras personas.

“No lastimes a los demás con lo que te causa dolor a ti mismo”

Quizás esta frase te suene similar a la de “no hagas a otros, lo que no quieres que te hagan a ti”, ya que poseen la misma simbología. En ambos casos, se trata de ser empático con los demás y reconocer aquellos aspectos que te causan dolor a ti y  tu entorno. Siempre evitando el causar daño a otras personas, sin importar el motivo o razón.