El maravilloso aceite de coco puede dejar su piel más joven si lo usa de esta manera | Ignis Natura
Belleza Salud

El maravilloso aceite de coco puede dejar su piel más joven si lo usa de esta manera

 

El cuidado de la piel es una parte importante de la rutina de belleza de todas las mujeres, ya que su estado sirve como reflejo de tu salud y ánimo.

Una piel saludable requiere de una dieta balancea y de cuidados especiales. Razón por la cual, normalmente estos productos poseen un alto costo en el mercado estético.

Es por ello que hoy te presentaremos un ingrediente que se convertirá en tu mejor aliado para el cuidado de tu piel. De esta forma no deberás preocuparte si no puedes costear los caros tratamientos de belleza, ya que no representa una amenaza para tu bolsillo.

Se trata del aceite de coco, un potente hidratante con alto contenido en ácidos grasos, vitaminas E y K. Además de brindar luminosidad a tu rostro, este producto también contribuye a restablecer el pH neutro, logrando controlar el exceso de sebo y la grasa.

El aceite de coco además tiene la capacidad de suavizar los signos claves del envejecimiento de la piel, al tiempo que aporta flexibilidad y elasticidad. Igualmente sirve para suavizar las manchas de la piel, al unificar el tono por lo que es utilizado frecuentemente para combatir las ojeras.

Sin olvidarnos, de que su propiedad antibiótica, antiinflamatoria y antimicrobiana lo convierte en el perfecto aliado para el tratamiento del acné y de infecciones de la piel como eccemas o la dermatitis atópica.  

Una receta natural y fácil de hacer en casa para el cuidado de tu piel

Para mejorar el estado de tu piel y obtener una apariencia más joven y saludable, te recomendamos preparar esta sencilla. Es un tratamiento casero fácil de preparar y bastante económico ya que solo necesitaras de aceite de coco y bicarbonato de sodio.

La mezcla de estos ingredientes crea un exfoliante ideal para el tratamiento de espinillas, cicatrices y de las manchas que con el tiempo aparecen en la piel. A continuación la receta:

Ingredientes:

  • Aceite de coco
  • Bicarbonato de sodio

Modo de preparación:

  • En un envase mezcla el bicarbonato y el aceite de coco en partes iguales y revuelve hasta obtener una pasta homogénea.
  • Lava tu cara con agua tibia y sin secar, aplica esta mascarilla al tiempo que realizas masajes circulares por tu piel.
  • Deja actuar durante unos 15 minutos y enjuaga con abundante agua, hasta remover todo el producto.

Nota: Esta mascarilla debe emplearse tras su preparación y no puede conservarse, así que asegúrate de usar las porciones correctas. Además si posees una piel muy sensible, agrega dos partes de aceite de coco por una parte de bicarbonato.