Vida Sana

Dormir mal provoca una fuerte sensación de soledad

Sabías que los problemas dormir mal y la soledad son sentimientos que van en constante crecimiento a nivel mundial. Bueno, te contamos que la segunda se ha incrementado, lo que ha llevado a Reino Unido descubrir este misterio. Por lo que, el dormir mal va muy de la mano con este estado.

Según un estudio asegura que existe un nexo muy estrecho entre los dos fenómenos. Esto se debe que, al dormir mal se produce en nuestro cerebro una sensación de soledad.

A pesar de que no es mencionado, estamos seguros que cuando una persona se encuentra feliz en su soledad, tiende a tener muchos problemas al momento de dormir.

Es importante que sepas que el dormir mal dispara una tormenta de sensaciones. Esto se debe a la falta de sueño. Este estado influye mucho en tu comportamiento: produce una desmotivación, somos más irritables y puede que, al momento de prestar atención, se nos complique un poco más.

Efectos de dormir mal

Diversos investigadores han encontrado que en el cerebro se activa una sensación de alerta, a medida que la persona disminuye sus horas de descanso. En pocas palabras, las personas tienden a sentir más de cerca esa sensación de riesgo.

Además, se ha podido observar una disminución de la actividad de las zonas del cerebro con la socialización. Lo que significa que se puede llegar sentir menos motivados al momento de la interacción con otras personas.

En fin, cuanto menos descansamos, se disminuye la ganas de interactuar con los demás. Tendemos a huir de la vida social, algo que (entre muchos otros factores) puede ser por la falta de sueño.

Un resultado revelador

dormir

Según un estudio realizado por Eti Ben-Simon y Matthew Walker. Donde participaron 1.000 voluntarios, a los que se les presentaron videos en donde aparecían 18 voluntarios de otro experimento.

La duración de cada grabación era de poco más de un minuto. En una de ellas, cada voluntario se expresaba sobre temas totalmente casuales, los cuales aparecían en un cuestionario previamente dado.

Estos videos se habían realizado luego de una noche sin poder dormir y otros después de pasar la noche en vela. Obviamente, los voluntarios eran conscientes de esto, así como los espectadores.

Al exponer estos videos de forma aleatoria, sin un orden en específico. Se les preguntó a los participantes que los notaban más solitarios. Por lo que, la mayoría de los expectadores identificaron a los que no habían descansado.

Así mismo, los viluntarios aseguraron que no veían en ellos alguna motivación y orientación al momento de interactuar con otras personas.

En pocas palabras

En conclusión de este estudio, se pudo llegar a que el dormir mal puede generar una sensación de predisposición por parte de las personas, al momento de socializar con los demás.

Muestran una actitud de rechazo hacia otros. Sin embargo, la buena noticia es que solo es necesario una sola noche para que estos efectos, puedan desaparecer por completo.