Vida Sana

Cuando mueren los apegos, nace la libertad emocional

La esclavitud emocional a la que podemos llegar a someternos cuando nuestro corazón se rompe, nos duele. Esto sucede cuando nuestra libertad emocional se encuentra esclavizada.

Antes estas situaciones, sentimos que el mundo se apaga y que una ola de dolor inmenso nos tumba impidiéndonos sentir La Paz y la tranquilidad. Acá es cuando notamos la importancia de tener un desahogo emocional e independencia.

Cuando llega el momento en que debemos dejar esa libertad y atarnos s nueva vida llena de controles, te sentirás ahogada. Ahí es cuando nos damos cuenta que tenemos que ser capaces de no hacer nada sin ir de la mano de esa persona, de alguien que nos guíe en el camino.

Si disfrutas de tu soledad, serás feliz acompañada

Una de las mejores formas para ser felices con alguien es aprender a estar solos y disfrutarlo. Porque de esa forma cuando consigas compañía será por elección y no por necesidad.

Si entiendes el amor de una forma incorrecta, con el slogan de “te necesito en mi vida” y no el “te prefiero en mi vida”, ahí te darás cuenta que no te estás poniendo como prioridad en las elecciones.

Esta es la clave de la libertad emocional

Recuerda que tu libertad emocional, por lo general, suele llegar justo cuando empiezas a comprender quién eres y de lo que eres capaz.

Si no posees y dejas que te posean es la mejor experiencias que podrás experimentar, ya que al sentir algo como propio significa, de alguna forma, que debes vivir junto a la esclavitud.

Para que esto no ocurra, tenemos que ser los primeros que debemos respetarnos, para poder dejar a un lado todas esas expectativas que se encuentra sobrentendidas, las cuales nos dicen que solo somos amados si hay alguna necesidad y cuando el amor solo es eso, amor, así vivamos por y para él.