Curiosidades Noticias

¿Cómo tratar la apnea del sueño?

Los problemas con nuestro sistema respiratorio pueden ser más comunes de lo que crees y no solo los padecen los niños, sino que incluso hay adultos que pueden padecer de estas enfermedades que pueden ser incluso algo peligrosas.

Algunas de estas, como la apnea no es tan peligrosa pero es bastante incómoda para la persona que la padece y son muchos los aspectos que influyen en el desarrollo de este problema tan común a nivel mundial.

Hoy nosotros te estaremos hablando acerca de la apnea del sueño y cómo puedes hacer para que este problema lo trates de la manera más adecuada y efectivas así que si tú padeces de esto entonces sigue con nosotros.

En este post nosotros te hablaremos acerca de la conocida apnea del sueño, te daremos toda la información posible para que conozcas más detalles y aprendas a tratarla de la manera más adecuada y efectiva así que si padeces de este problema no dudes en seguir leyendo este post.

Conozca más de la apnea del sueño

La apnea del sueño es un trastorno que durante nuestro sueño afecta nuestra respiración, se trata de como si fuera una respiración artificial, la persona no inhala aire por breves momentos durante el sueño, siendo estas hasta de 20 segundos.

Este trastorno impide que una persona pueda descansar tranquilamente durante la noche puesto a que interfiere en el ritmo del sueño natural, es más, una persona con apnea del sueño no descansa de forma plácida, su sueño es ligero, se despiertan al más mínimo ruido y esto impide el pleno descanso que conlleva a la falta de energía durante el día.

Los síntomas de este trastorno son los siguientes:

Pausas al respirar

Ronquidos fuertes

Asfixia

Jadeos

Somnolencia durante el día

Sueño inquieto

Sensación de falta de aire al despertar

Garganta irritada o seca después de despertar

Dolor de cabeza apenas despierta

Irritabilidad

Dificultad para concentrase

Cambios de humor repentinos

Depresión

Posiciones extrañas para dormir

Pesadillas

Respiraciones con la boca abierta durante la noche

Transpiración excesiva en la noche

Bajo rendimiento en cuanto al trabajo, estudio, entre otros.

Estos son los síntomas pero debe saber que hay diversos tipos de apnea y son los siguientes:

Apnea obstructiva del sueño: Se caracteriza por las breves pausas en la inspiración reduciendo el oxígeno en la sangre. La persona despierta de inmediato ya que el cerebro detecta la incapacidad de respirar. Puede producirse varias veces en la noche.

Apnea central del sueño: Es uno de los menos frecuentes pero ocurre cuando el cerebro no se comunica de la forma correcta con los músculos del sistema respiratorio causando problemas en la persona para conciliar el sueño. Es más común en las personas con problemas cardiacos.

Apnea del sueño complejo: Los músculos que interfieren en la respiración  fallan debido a una obstrucción de las vías respiratorias. Pueden presentarse en las personas cuyos hábitos son fumar, consumir alcohol, o incluso obesidad.

Para tratar este problema se aconseja que se tome en cuenta nuestro estilo de vida, puede que este tenga una gran influencia en ello, pero nuestras recomendaciones son las siguientes:

Reduzca de peso: El sobrepeso puede hacer que la apnea aparezca, haga el intento y baje de peso, esto puede ayudarle.

Realice ejercicios: No es necesario que pase toda una tarde en el gimnasio, con 30 minutos de actividad física al día, bien sea caminando o trotando, esto puede mejorar su problema de apnea.

Evite consumir ciertos medicamentos y alcohol: Las pastillas para dormir, sedantes y los antihistamínicos no le ayudarán a mejorar ni tampoco el consumo de las bebidas alcohólicas, esto lo perjudica aún más.

Duerme de un costado o boca abajo: La posición al dormir tiene gran influencia en la apnea del sueño. Dormir boca arriba hace que la lengua o el paladar blando se apoye en la garganta provocando una obstrucción de las vías respiratorias.

Mantenga las fosas nasales abiertas durante la noche: Si es necesario emplee un spray salino o unas bandas para descongestionar la nariz, esto le ayudará a respirar mejor y por ende dormirá mejor.

Evite la cafeína y cenas pesadas: La cafeína interfiere en el sueño y las cenas pesadas tardan más en digerirse. Se recomienda comer o beber café al  menos 2 o 3 horas antes de dormir.

Respete las horas de sueño: Trata siempre de dormirte y levantarte a la misma hora, esto acostumbrará a tu cuerpo.

Practica yoga: Es uno de los métodos más efectivos ya que hace que nuestra respiración sea más consciente y se ampliarán nuestras fosas nasales así como las vías respiratorias.

Tome en cuenta nuestros consejos y notará la diferencia.

Gracias por leernos.