Agotamiento emocional, la terrible consecuencia de ser siempre fuerte » Ignis Natura
Espiritualidad Vida Sana

Agotamiento emocional, la terrible consecuencia de ser siempre fuerte

 

Todas las personas han experimentado alguna vez, el agotamiento emocional debido al arduo estrés mental que requiere el mantenerse fuerte a las adversidades de la vida.

Se le conoce como agotamiento emocional, al momento en que una persona supera el límite de sus esfuerzos, en cualquier ámbito de la vida. Normalmente se origina debido a la inmensa carga de responsabilidades y problemas que experimenta durante largos periodos de tiempo.

Una vez que las personas padecen agotamiento emocional, tienden a entrar en un estado de quiebre o colapso. El cual le dificulta o impide continuar normalmente con sus actividades diarias, ya que puede derivar en parálisis, depresión y enfermedades crónicas.

Una investigación reveló que las personas que trabajan en centros de salud son propensas a padecer de agotamiento emocional con frecuencia. Otros estudios del área indican que existe un mayor riesgo en trabajos con alto riesgo de despido o en hogares con miembros problemáticos.

Síntomas del agotamiento emocional

Existen diversos síntomas típicos del agotamiento emocional, los cuales de forma individual no causan mucha alarma, ya que son típicos de situaciones de estrés. Sin embargo, la suma de todos ellos, pueden representar una amenaza para tu salud en general.

  • Cansancio físico
  • Insomnio
  • Falta de motivación
  • Irritabilidad
  • Olvidos frecuentes
  • Distanciamiento afectivo
  • Dificultades para pensar

Para superar el estado de colapso que genera el agotamiento emocional en tu vida, es recomendable descansar adecuadamente. Cada momento libre debes aprovecharlo y asegurarte de disfrutar de descansar y realizar actividades de relajación. Recuerda tomarte el tiempo de respirar y despejar la mente de tu agitada rutina diaria.

Las vacaciones también forman parte vital de tu recuperación, ya que muchas veces, son las causantes del estrés y fatiga de tu vida. Igualmente, debes reconocer el límite de tus capacidades, sin obsesionarte con obtener resultados perfectos. Ya que de esta forma propicias el agotamiento físico y mental de forma innecesaria.