Hogar

7 Trucos que convertirán tu baño en un palacio de limpieza

Estos son los mejores trucos de limpieza que te acompañaran para toda la vida, con estos podrás tener siempre un baño que será la envidia de tus visitas

Tener nuestro baño impecable es uno de los anhelos más grandes que nosotros tenemos y es que el baño es el lugar donde más suciedad se acumula y por ende  se proliferan muchas más bacterias que pueden ser perjudiciales para nuestra salud.

Para nosotros cuando de salud se trata, tratamos en lo más que podamos de mantenernos siempre con total bienestar y esto no solo se reduce a la alimentación sino también la limpieza de nuestro hogar.

Si bien limpiar el hogar por completo es más que una necesidad, una prioridad, uno de los espacios que más tediosos se nos hace para limpiar es sin duda alguna el baño, por más que intentemos parece nunca quedar del todo limpio y libre de gérmenes.

Para que esto no suceda más nosotros hemos recopilado una serie de trucos que te ayudarán a limpiar tu baño y parecerá como si se tratara de un baño de revista, impecable y hermoso así que no te los pierdas por nada del mundo.

Baño limpio con estos trucos

Si bien hay muchos trucos de limpieza que podemos emplear para limpiar hay algunos que no parecen ser tan efectivos cuando decidimos emplearlos para la limpieza de nuestro baño y es justo por eso que queremos darte algunos más que si te funcionen.

Entre los trucos que nosotros te daremos para limpiar tu baño y convertirlo en un palacio están los siguientes:

Para limpiar la bañera: Si tienes bañera o tina en tu baño es muy probable que limpiar te sea casi un reto para ello puedes utilizar 4 litros de agua no muy caliente y medio vaso de vinagre con 1 vaso de alcohol y ¼ vaso de bicarbonato de sodio, deja remojar por media hora y lava con agua fría.

Destapar la ducha: Si esta se tapa por los residuos del agua lo que puedes hacer es colocar algo de vinagre en una bolsa y sumerge la ducha en la bolsa y amárrala y déjala actuar por algunas horas o durante toda una noche y verás los resultados.

Limpiar espejos: Estos no son tan difíciles de limpiar pero pueden darte algo de batalla cuando de brillo se trata así que emplea el peróxido de oxígeno con bicarbonato de sodio y olvídate de manchas.

Limpiar el inodoro: Si quieres un inodoro maravilloso y perfecto vierte 10 mililitros de agua no tan caliente con 3 gramos de bicarbonato de sodio y 2 gramos de jugo de limón y remoja el inodoro o incluso puedes emplearla para limpiarlo con un paño o esponja.

Cepillo del inodoro: Da algo de asco limpiarlo sin embargo puedes mezclar detergente concentrado con algo de bicarbonato de sodio, sal y vinagre, deja actuar y aplica agua hirviendo para enjuagarlo y adiós gérmenes.

Quitar el óxido: Si hay partes que están oxidadas, lo que debes hacer es mezclar sal con limón y frotar las zonas oxidadas, deja reposar por una noche y lava a la mañana siguiente.

Techo limpio: La humedad del baño puede ensuciar el techo por eso utiliza partes iguales de agua y vinagre y con un trapo húmedo limpia el techo.

Esperamos que estos trucos hayan sido de tu ayuda y que los pongas en práctica. Gracias por leernos.