7 formas de quitar los vellos encarnados » Ignis Natura

7 formas de quitar los vellos encarnados


Los vellos encarnados son pelos cortos que tienden a enrollarse sobre sí mismo, logrando perforar la piel cercana a de donde nace originalmente

Dependiendo de la zona donde se ubique así como de la profundidad con la que se encarne, puede llegar a causar un dolor bastante fuerte.

vellos

Es por ello, que en este artículo te presentaremos 7 formas fáciles de deshacerte de estos fastidiosos vellos, los cuales afectan a gran parte de la población, al menos una vez en su vida.

1. Emplea una aguja estéril, una pinza o un dispositivo médico giratorio para remover los vellos encarnados

Primero te recomendamos aplicar comprensas tibias sobre la zona afectada, así podrás acercar el vello a la superficie de la piel. El vello puede llegar a tardar en salir, pero debes evitar cavar o cortar profundamente en la piel para alcanzarlo.

Si lograr visualizar el vello doblado cerca de la superficie, significa que la punta comenzó a crecer hacia adentro de la piel. Por lo tanto, si pones una aguja en el dobles y jalas un poco, puede hacer que el extremo se afloje y salga con facilidad.

También puedes emplear pinzas puntiagudas para evitar causar daño en la piel cerca del vello. Otra opción es adquirir un dispositivo médico giratorio para los vellos encarnados, perfecto para esta situación pues no daña el folículo ni la piel que lo rodea.

2. Conserva limpia la piel y evita la aparición de vellos encarnados

Una vez retirado el vello encarnado, asegúrate de limpiar la zona con agua tibia y jabón humectante. Igualmente puedes aplicar una solución antiséptica para proteger la zona contra nuevas infecciones.

Te recomendamos evitar usar ropa apretada sobre la zona afectada, y semanalmente exfolia tu piel, para prevenir el crecimiento de más vellos encarnados.

3. Aplica una compresa tibia sobre la zona afectada durante unos minutos

Esta es una de las formas más fáciles de aplicar, ya que solo necesitas mojar un trapo o paño en agua caliente, exprimirlo bien y presionarlo contra el vello encarnado. Y repetir cuando el trapo se enfríe.

Con la aplicación de este tratamiento, el vello encarnado lentamente se acercará a la superficie de tu piel, permitiéndote retirarlo sin necesidad de causar daños graves en la piel.

Si tras diez minutos de aplicar la compresa sobre tu piel, no logras observar algún vello, puede que no se trate de un vello encarnado como creías. Por lo que te recomendamos acudir al médico en este caso.

4. Reutiliza la membrana de las cascaras de huevo

Guarda las cascaras de huevo y remueve la membrana que se ubica en su interior. Luego aplícala sobre la zona afectada y deja que se seque y encoja de forma natural. Una vez que se seque completamente puedes retirarla, ya que el vello encarnado debería ser removido junto a ella.

5. Utiliza medicina para el tratamiento del acné

Los granos en piel y los vellos encarnados con pus, tienden a ser similares en su apariencia, e incluso en su tratamiento. Sobre el área afectada, aplica peróxido benzoílo o ácido salicílico varias veces al día por unos cuantos días y asegúrate de exfoliar la piel todos los días.

vellos

Mediante este método lograras remover el vello al tiempo que la inflamación de la piel disminuye lentamente, facilitando su salida a la superficie de la piel.  En caso de no poseer esta medicina, puedes intentar el método de la aspirina e incluso colocar un punto de pasta de dientes en dicha área.

6. Prueba las compresas de leche tibia y pan

En un envase calienta un poco de leche hasta temperatura media y añade un trozo de pan. Luego presiona el pan sobre el vello encarnado, inicialmente puedes llegar a sentirlo más caliente de lo que realmente está, por eso es mejor que la leche permanezca tibia.

Remueve el pan cuando se enfríe (cerca de 2 minutos), y repite el proceso durante al menos 10 minutos y revisa si el poro del vello se abrió un poco. Luego con una aguja, prueba a levantar el vello para ayudarlo a salir.

En caso de que no consigas abrir el poro, te recomendamos programar una cita con un médico profesional para revisar tu caso.

7. Aplica agua de hamamelis

Este es un remedio casero bastante popular para el tratamiento de la piel irritada. Puedes utilizarlo para reducir el enrojecimiento y la inflamación causada después del afeitado, aunque te recomendamos aplicarlo antes de depilar. Solo necesitas un algodón y remojarlo en la solución para presionarlo sobre el área a tratar.

Consejos para controlar la aparición de vellos encarnados

Para asegurarte de no padecer con frecuencia de estos molestos vellos te recomendamos:

  • Limpiar con frecuencia las herramientas que utilizas con alcohol o sumergirlas en agua caliente. De esta forma eliminaras cualquier sucio o bacteria que pueda estar sobre ellas.
  • Adquiere una buena crema para afeitar, facilitara el proceso de depilación y contienen propiedades que ayudan al cuidado de la piel sensible, tras el afeitado. En caso contrario, puedes aplicar cremas humectantes o vaselina para calmar la irritación y el enrojecimiento de la piel.
  • Asegúrate de utilizar un humectante no comedogénico en las zonas donde te aparecen con frecuencia los vellos encarnados. Este tipo de producto se caracteriza por no tapar los poros de tu piel.
  • Siempre debes emplear cuchillas o navajas nuevas o en su defecto, lo más limpias posibles, cuando te rasures zonas sensibles como el área del bikini. Además, el pelo corto tiende a ser más propenso de enroscarse, por lo que no se recomienda afeitar con frecuencia, ya que contribuye con la aparición de más vellos encarnados.