Curiosidades Noticias

60 frases de libros y escritores famosos

Disfruta de este listado de frases de libros y escritores famosos para que reflexiones acerca de la vida y sus pesares

La sabiduría es parte de nosotros, y de nosotros depende también llenarnos de ella y esto lo logramos socializando con personas, leyendo algún buen libro incluso, cada día aprendemos y nos llenamos de sabiduría.

Hay muchas personas quienes aman la lectura y esto es algo magnífico, además leer es un muy buen hábito y cada vez que leemos nosotros nutrimos nuestra inteligencia lo que es magnífico, además ejercitamos nuestro cerebro.

Muchos de nosotros tenemos nuestros libros favoritos, algunos de ellos son fantásticos y nos dejan enseñanzas inolvidables y casualmente hoy queremos hablarte de algunas frases de libros que dejaron o dejarán huella sin duda alguna.

En esta oportunidad nosotros compartiremos esta lista de maravillosas frases que esperamos sean de tu agrado y te inspiren a seguir leyendo mucho más, a nutrir tu inteligencia e incluso que logres emocionarte como aquella vez que leíste ese libro.

Maravillosas frases de libros

Son muchos los libros que han sido famosos y de algunos de ellos hemos extraído algunas frases que sin duda alguna te van a encantar y te las dejamos a continuación.

Toda la variedad, todo el deleite, toda la belleza de la vida está compuesta de sombra y luz. (Lev Tolstoy, Anna Karenina)

Los que sueñan de día saben muchas cosas que escapan de los que solo sueñan de noche. (Edgar Allan Poe, Historias)

Pero aprendí una cosa: para conocer bien a la gente, debes haber tenido una pelea seria al menos una vez. Sólo entonces podrás juzgar su carácter. (Ana Frank, Diario)

El único viaje real, el único baño de la juventud, no sería ir a nuevos paisajes, sino tener ojos diferentes, ver el universo con los ojos de otro, de otros cien, para ver los cientos de universos que cada uno de ellos ven, que cada uno de ellos es. (Marcel Proust, el prisionero)

La mujer, solo el diablo sabe lo que es; No entiendo nada (Fyodor Dostoievski, los hermanos Karamazov)

Ser mujer es terriblemente difícil, porque consiste sobre todo en tratar con hombres. (Joseph Conrad, Chance)

Es extraordinario que la ilusión de que la belleza es la bondad es tan perfecta. (Lev Tolstoy, Sonata a Kreutzer)

Solo se puede ver bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos. (Antoine de Saint-Exupéry, El Principito)

El que nunca ha sido herido se ríe de las cicatrices. (William Shakespeare, Romeo y Julieta)

Me encantan los escándalos que preocupan a los demás, pero los que me preocupan no me interesan. No tienen el encanto de la novedad. (Oscar Wilde, El retrato de Dorian Gray)

Un hombre se juzgaría con mayor seguridad por lo que sueña que por lo que piensa. (Victor Hugo, El Miserable)

La belleza no es más que una promesa de felicidad. (Stendhal, de amor)

No es mi culpa que no haya nacido duque, y no es culpa tuya que no hayas nacido rey, entonces, ¿por qué sentir dolor? Trate de tomar las cosas como vienen, es mi lema. (Mark Twain, Las aventuras de Huckleberry Finn)

Nosotros también estamos hechos de la materia de la cual se hacen los sueños; y en el espacio y tiempo de un sueño se encierra nuestra corta vida. (William Shakespeare, La tormenta)

El signo de la juventud es quizás una vocación magnífica para la felicidad fácil. (Albert Camus, boda)

Afortunado es el que ha recibido un pedazo de pan del cielo y no debe agradecer a nadie más fuera del mismo cielo. (Miguel de Cervantes, Don Quijote)

Si no hubiera sufrimiento, el hombre no conocería sus límites, no se conocería a sí mismo. (Lev Tolstoy, Guerra y Paz)

Destino y carácter son dos nombres del mismo concepto. (Hermann Hesse, La Cura)

La juventud es feliz, porque tiene la capacidad de ver la belleza. Cualquiera que retenga la habilidad de captar la belleza nunca envejecerá. (Franz Kafka, La Metamorfosis)

No sé qué significa la libertad, nunca la he visto, pero la riqueza es poder en todo el mundo. (George Gordon Byron, diarios)

Hay un camino que va de los ojos al corazón sin pasar por el intelecto. (Gilbert Keith Chesterton, el acusado)

La mente siempre se deja engañar por el corazón. (François de La Rochefoucauld, Maxim)

En el amor es más fácil renunciar a un sentimiento que perder un hábito. (Marcel Proust, Sodoma y Gomorra)

Solo hay una manera de ser feliz: vivir para los demás. (Lev Tolstoy, Anna Karenina)

Lo que es aburrido en el amor es el hecho de que es un crimen en el que uno no puede hacer menos que un cómplice. (Charles Baudelaire, Rockets)

La humanidad tendrá el destino que merecerá. (Albert Einstein, Cómo veo el mundo)

Un hombre coherente cree en el destino, un hombre caprichoso en el caso. (Benjamin Disraeli, Vivian Gray)

Debes pensar más en hacer el bien que en estar bien, y así terminarás sintiéndote mejor. (Alessandro Manzoni, Los novios)

Hay dos remedios para cada mal: el tiempo y el silencio. (Alexandre Dumas, El Conde de Montecristo)

Herir por estupidez es el más irremediable de los vicios. (Charles Baudelaire, La falsificación)

 Donde hay mucha luz, la sombra es más negra. (Johann Wolfgang von Goethe, Götz von Berlichingen)

Cada hora perdida durante la juventud es una posibilidad de infelicidad para el futuro. (Honoré de Balzac, Máximas y Pensamientos de Napoleón)

Ustedes han sido malos espectadores de la vida si ni siquiera han visto la mano que gentilmente mata. (Friedrich Nietzsche, Más allá del bien y del mal)

La felicidad suprema de la vida es ser amado por lo que uno es, o más bien, ser amado a pesar de lo que uno es. (Victor Hugo, El Miserable)

No hay fuego ni escarcha para desafiar lo que un hombre puede acumular en su corazón. (Francis Scott Fitzgerald, El gran Gatsby)

Ama, ama locamente, ama tanto como puedas y si te dicen que es pecado, ama tu pecado y serás inocente. (William Shakespeare, Romeo y Julieta)

 La violencia y la traición son armas de doble filo: lastiman a quienes las usan, a quienes las sufren más severamente. (Emily Brontë, Stormy Peaks)

Para realizar un sueño, una persona debe pasar muchas pruebas. (Louisa May Alcott, Mujeres pequeñas – Mujeres pequeñas crecen)

El amor no mira con los ojos sino con el alma. (William Shakespeare, El sueño de una noche de verano)

Todos los adultos han sido niños antes, pero pocos de ellos los recuerdan. (Antoine de Saint-Exupéry, El Principito)

Todos vivimos con el objetivo de ser felices; nuestras vidas son diferentes, pero iguales. (Ana Frank, Diario)

Para recuperar tu juventud, solo repite tu locura. (Oscar Wilde, El retrato de Dorian Gray)

Estamos dormidos hasta que nos enamoramos. (Lev Tolstoy, Guerra y Paz)

En el amor siempre hay un poco de locura. Pero en la locura siempre hay un poco de sabiduría. (Friedrich Nietzsche, así habló Zaratustra)

La verdad rara vez es pura y nunca simple. (Oscar Wilde, La importancia de ser llamado Ernesto)

Amor que mueve el sol y otras estrellas. (Dante Alighieri, Divina Comedia)

Si no toma mucho tiempo, lo esperaré toda mi vida. (Oscar Wilde, La importancia de ser llamado Ernesto)

A veces el hombre está extraordinariamente enamorado apasionadamente del sufrimiento. (Fyodor Dostoyevsky, Crimen y Castigo)

Ser verdaderamente libre es poder. Cuando puedo hacer lo que quiero, aquí está la libertad. Un hombre es libre cuando quiere ser. (Voltaire, Diccionario filosófico)

La libertad consiste en la libertad de decir que dos más dos son cuatro. Si esto se concede, todos los demás siguen. (George Orwell, 1984)

La libertad no es más que una oportunidad de ser mejor, mientras que la esclavitud es la certeza de ser peor. (Albert Camus, Resistencia)

Los tontos se apresuran donde los ángeles no se atreven a poner un pie. (Alexander Pope, Ensayo sobre la crítica)

Sufrir y llorar significa vivir. (Fyodor Dostoyevsky, Crimen y Castigo)

Cuando uno ama, ama a toda la persona tal como es, y no como quiere que sea. (León Tolstoy, Anna Karenina)

Amo a la humanidad, pero para mi sorpresa, cuanto más amo a la humanidad en general, menos me inspiran las personas en particular. (Fyodor Dostoievski, los hermanos Karamazov)

Ahora no es el momento de pensar en lo que no tienes. Piensa en lo que puedes hacer con lo que hay allí. (Ernest Hemingway, El viejo y el mar)

Amar la vida a través de la fatiga es penetrar en su secreto más profundo. (Khalil Gibran, El Profeta)

Las estrellas están encendidas para que todos puedan encontrar un día las suyas. (Antoine de Saint-Exupéry, El Principito)

El valor de una idea es absolutamente independiente de la sinceridad del hombre que la denuncia. (Oscar Wilde, El retrato de Dorian Gray)

El hombre no está hecho para la derrota. Un hombre puede ser destruido pero no derrotado. (Ernest Hemingway, El viejo y el mar)

Esperamos te hayan gustado estas frases.

Gracias por leernos.