5 formas de evitar absorber la energía negativa de otras personas

5 formas de evitar absorber la energía negativa de otras personas


Las personas requieren del contacto, conexión y relación con otros individuos para nutrirse, crecer y beneficiarse del entorno o círculo social con el que interactúan

Estas relaciones pueden ser catalogadas como amistad, pareja, compañeros, familiares entre otros.

Las relaciones que una persona establece con su entorno, son preciadas e importantes para dicho individuo, dificultando el distinguir entre una relación beneficiosa de una perjudicial. Por ello, dependiendo de la naturaleza, profundidad e importancia de cada una de ellas, será el efecto que estas reflejen en nuestra vida.

Es importante aprender a reconocer e identificar los pros y contras de cada relación que poseemos, y es que muchas veces subestimamos el impacto de la misma en nuestra vida. Por ello, a continuación te presentamos cinco consejos que te ayudaran a evitar el efecto negativo que algunas relaciones pueden generar en tu estado de salud.

Sé selectivo con las personas forman parte de tu vida

Un consejo típico pero que sin duda debes tener en consideración al hacerte de nuevas relaciones. No se trata de discriminar o de juzgar a cada persona nueva que conoces, sino de evaluar la verdadera importancia, beneficios y obstáculos que brindan a tu vida. En ocasiones, nos aferramos a personas que afectan nuestro bienestar físico, mental o emocional, debido al lazo que nos use con ese individuo, por lo que alejarse resulta difícil y doloroso.

Tampoco se trata de ser solitario o de tener miedo a las personas, al contrario, se trata de evaluar y analizar si realmente dicha relación te nutre, te inspira o hace crecer, o si al contrario se trata de un peso que arrastras constantemente. No tengas miedo de cortar lazos con aquellos que solo representan un daño para ti, ya que con el tiempo encontraras lazos verdaderos que reemplacen a estas malas relaciones.

Olvídate de complacer a las personas que te rodean

Un error común de algunas personas es dedicar toda su vida al bienestar y beneficio de otras personas, dejando de lado sus propias necesidades, emociones y salud. Aunque tengas una buena intención, debes recordar que eres el protagonista de tu vida, y no, no se trata de un acto de egocentrismo.

Debes aprender a respetar tu posición y prioridad en tus acciones, decisiones y gustos. Intentar agradar a todas las personas de tu entorno al complacer sin pedir nada a cambio es una tarea imposible de completar. Mejor enfócate en disfrutar de quien eres, de esta forma atraerás a las personas correctas a tu vida, y no a quienes quieren un adulador a su lado.

Cuídate de los “vampiros energéticos”

Aunque pueda parecer un chiste con dicho titulo, en la realidad existen personas capaces de consumir tu buena energía y vibra con sus actitudes negativas y extremadamente pesimistas. Así que ten cuidado con este grupo de personas, quejarse ante una injusticia no esta mal, pero existe una diferencia entre aquellos que buscan un cambio y quienes esperan por que otro haga todo el trabajo.

Si en tu entorno existen personas que constantemente se quejan sin hacer nada, critican todo, o a todo le encuentran una excusa o un problema, lo mejor es buscar nuevas amistades. No existe mejor compañía, que aquellos que comparten tu misma vibra, quienes luchan por sus metas y comparten su emoción por la vida contigo.

Defiende tu derecho a la soledad ante las personas

Aunque tengas un entorno social estable, a veces tendrás la necesidad de estar solo, y es un derecho que debes defender. Olvídate de los prejuicios que existe hacia la soledad y aprende a disfrutar de este estado. Muchas veces es necesario aprender a desconectarte de tu entorno y encontrarte contigo mismo.

Por ello, si te sientes abrumado por la compañía, asegúrate de obtener espacio para tu individualidad. Tener amigos o pareja, no es razón para depender de su constante presencia en tu vida. Así que disfruta de realizar actividades que te motiven y alegren como leer, pintar, salir a caminar, escuchar música y bailar. Aquellos que realmente te aprecian, serán capaces de respetar tu burbuja personal, y estarán esperando por ti para ponerse al día contigo.

Sé responsable contigo

Todos los cambios en tu vida, inician desde ti, por ello debes ser el mayor interesado en obtener una mejora en cuanto a las relaciones y lazos que posees con tu entorno. Después de todo, eres el único responsable de las decisiones que tomas, de los lazos que estableces y de cuánto daño o beneficio te permites recibir de parte de las otras personas.

Así que toma las riendas de tu vida y no dejes que el entorno decida por ti, es momento de plantar cara y aceptar la responsabilidad que tienes contigo mismo. A veces es difícil enfrentar las consecuencias de tus actos, pero con el tiempo, generarán un beneficio y bienestar inigualable. Aprende a quererte, a valorar tus decisiones, puntos de vista, necesidades y haz los cambios que necesites para mejorar tu vida, sin miedo a la opinión de los demás.