Espiritualidad

Una mujer insoportable suele ser más inteligente que el resto, según estudio psicológico

Una persona inteligente puede manifestar su gran intelecto a través de diversas formas de expresión, como sus acciones, pensamiento y carácter.

Normalmente la sociedad percibe a una persona inteligente como alguien de carácter tranquilo orientada hacia los libros y el conocimiento.

Sin embargo, un estudio científico reveló que las personas inteligentes manifiestan un carácter insoportable o amargado. Este caso se produce especialmente cuando se trata de mujeres, con una mayor sensibilidad y delicadez con respecto a sus relaciones sentimentales y de amistad.

De forma que si una mujer manifiesta un comportamiento insoportable, puede llegar a tratarse de una persona inteligente y no de alguien temperamental. Así lo afirma la investigación realizada en Nueva Gales, Australia, que asegura que las mujeres de temperamento fuerte son más inteligentes a nivel intelectual y emocional.

Un carácter fuerte es signo de una mujer inteligente

Joe Forgas, autor principal del estudio indicó que una mujer amargada y enojona suele ser más consciente de los eventos que ocurren a su alrededor. Debido a que observa y estudia de forma detallada a las personas, situaciones y relaciones de su entorno personal, profesional y sentimental.

Una mujer inteligente, posee una mejor capacidad de análisis, memoria y motivación para perseguir sus metas, objetivos y sueños. Aunque su alto intelecto, también genera un efecto negativo relacionado con la forma explosiva y pasional con la que reaccionan ante los resultados logrados.

Por lo que la amargura, ira o enojo de una mujer inteligente no se debe a un problema de temperamento o falta de control. Sino a una extrema preocupación debido a su deseo de obtener resultados óptimos tanto para sí misma, como para las personas de su entorno.

En caso contrario, aquellos con mejor sentido del humor manifiestan un enorme sentido de la creatividad. Sin embargo, al tomar decisiones importantes, suelen fallar y equivocarse con frecuencia debido a su enfoque sentimental. Mientras que una persona amargada e inteligente se centra en el aspecto racional de cada evento para tomar la decisión correcta que garantice el éxito.

“Mientras que el humor positivo parece promover la creatividad, la flexibilidad y la cooperación, el malhumor activa una forma de pensar más atenta y cuidadosa, haciendo que la persona preste más atención al mundo externo” señaló Forgas.

El estudio señala que una mujer inteligente demuestra mayor perspicacia al momento de tomar decisiones importantes para ella y su entorno. Aunque los especialistas recomiendan establecer un equilibrio emocional y sentimental, de forma de aprovechar correctamente el lado racional y emocional de cada persona.