Noticias

Un tribunal autoriza el aborto para una niña de 10 años violada por su tío y los médicos se niegan a practicárselo

El tribunal brasilero de Espíritu Santo ordenó la interrupción de manera inmediata de la gestación de una niña de 10 años que había quedado embarazada luego de haber sido violado por sus tíos.

Este caso salió a la luz el pasado 8 de agosto después de que la menor fuera ingresada en un hospital del municipio de Sao Mateus con síntomas de embarazo.

Aquí la menor hizo la denuncia de haber sido violada de forma reiterada, desde que tenía 6 años de edad por su tío, esta confesó que lo había callada por todo este tipo por temor a sus amenazas.

Pruebas revelaron que la niña estaba en la semana 22 y 4 días de gestación. La respuesta de una solicitud del Ministerio Público de Espíritu Santo, donde un magistrado del Juzgado de Menores dictaminó el viernes pasado que le realicen de manera inmediata un análisis médico para poder determinar el procedimiento de la preservación de la vida de la niña.

Las opciones era por medio de un aborto o por la interrupción del embarazo a trapes de un parto inducido.

¿Qué piensan los médicos?

El pasado 15 de agosto, el personal médico se negó a realizarle el procedimiento respectivo, asegurando que la edad gestacional no se encontraba respaldada por la legislación vigente, donde permite el aborto.

El aborto está permitido en casos como:

  • Embarazos producto de una violación, donde se puede interrumpir hasta las 22 semanas de gestación.
  • Algún riesgo que presente la madre.
  • Anencefalia del feto.

Sin embargo, el juez se enfocó en la norma ética para poder dictar su fallo a favor de la menor. A así poder autorizar la interrupción del embarazo.

La niña y su profundo sufrimiento

El magistrado tomó en consideración el deseo que tenía la víctima de no querer seguir con la gestación. También, afirmó que la voluntad de la menor es tomada en cuenta. Además, señaló que la menor al escuchar el tema del embarazo. “Entra en un estado de sufrimiento, rechazándolo todo y reafirmando su único deseo de no quererlo”.

La pequeña fue trasladada a otro estado de Brasil para que se le pueda realizar el aborto. Mientras que el tío se encuentra prófugo de la justicia, ha sido imputado por los delitos de amenaza y violación a una menor de edad.

También, puedes leer: Ana Frank, biografía de una niña resiliente