Un niño de 8 años tomó su alcancía y huyó de su casa para “viajar por el mundo”

Un niño de 8 años tomó su alcancía y huyó de su casa para “viajar por el mundo”


Muchas personas no entienden porqué este niño de ocho años tomó esta decisión y es por esto que te pedimos que escuches los detalles de su historia

Viajar es algo con lo que muchos adultos soñamos, pero hacerlo alrededor del mundo es el sueño de todos, es más, muchos dicen que quieren hacerlo incluso si ya están en su lecho de muerte y esto nos dice lo maravilloso que es viajar.

Es sabido que los viajes nos ayudan a aprender y a crecer en todos los aspectos, a nivel personal y espiritual y es justa por esa la razón que muchas personas al menos una vez en su vida realizan un viaje o se lanzan en alguna aventura.

Esto por o general lo hacemos cuando ya somos unos adultos, o al menos hemos alcanzado la mayoría de edad pero ¿te imaginas que un niño huta de su casa solo para cumplir este sueño de viajar por el mundo? Es bastante impresionante ¿cierto?

Hoy nosotros te hablaremos de una historia en la que sucedió exactamente esto, pero te recomendamos que nos sigas leyendo y así conozcas todos los detalles acerca de esta situación que ha dado mucho de qué hablar.

El poder de viajar y la ilusión de este niño

Como ya sabemos, hacer un viaje no es tan fácil, requerimos de tiempo libre y además de algo de dinero para poder hacerlo, y si planeamos hacerlo por todo el mundo, unas cuantas monedas no nos bastarán, de eso no hay duda alguna.

Aun cuando esto se dice muy a menudo, hay muchas personas que nacen con este espíritu viajero que con solo un poco de dinero logran resolver todo cuando de viajar se tarta y al parecer el niño del que te hablaremos hoy, nació con él.

Se trata de un pequeño de 8 años, quien con solamente su alcancía, salió de casa con el solo fin de recorrer el mundo ¿Qué te parece?

Pero ¿qué pasó después? Por supuesto, al ser un menor de edad, su madre angustiada acudió a la policía e insistió en que lo buscaran, todo el cuerpo de policías de Astrakhan en Rusia se desplegó.

Las autoridades dijeron que el niño, en su casa, dejó una carta a su madre donde expresaba su deseo de viajar por el mundo, y cabe acotar que cuando el niño huyó, la madre no estaba en casa ya que había salido a recoger a su otra pequeña hija a la escuela.

La madre de 37 años, encontró esta carta y de inmediato se angustió al no ver a su hijo ni en casa, ni en sus alrededores, pero gracias a la labor policiaca, lo encontraron cerca del Río Volga y esto fue así porque el niño dijo que estaba agotado y separó a descansar de su viaje.

El pequeño llevaba una mochila en la que encontraron su alcancía, asimismo un avión de juguete, una fruta y algunos de sus libros favoritos.

Como ves tuvo un final feliz no solo porque se reencontró con su madre, sino porque además, una de las escuelas cercanas, decidió obsequiarle un año de clases gratis para que el niño cuando crezca pueda realizar su sueño de viajar por el mundo.

¿No es una ternura?

Gracias por leernos.