Tampones con marihuana alivian los dolores de la menstruación
Belleza Salud

Tampones con marihuana alivian los dolores de la menstruación en pocos minutos


La menstruación es un proceso natural de las mujeres que normalmente está acompañado de dolorosos cólicos y dolores con distinta intensidad, frecuencia y duración

Para algunas mujeres este dolor no es más que un mito, mientras que para otras, este malestar es la pesadilla de cada mes.

Aunque hasta ahora no existe una razón universal sobre el origen de estos padecimientos, algunos estudios responsabilizan al proceso de liberación de prostaglandinas. Unas sustancias que participan en procesos fisiológicos relacionados con la presión sanguínea, la coagulación y la regulación de la temperatura corporal.

Especialmente durante la menstruación, estas sustancias participan en los movimientos que causan la contracción del útero. Un proceso obligatorio para el desprendimiento del endometrio, lo que permitirá la formación de uno nuevo. Por ello, una gran cantidad de prostaglandinas pueden derivar en calambres en el útero, es decir, en cólicos menstruales.

Una solución fuera del manual para los dolores de la menstruación

Normalmente para aliviar este malestar, se aplican compresas sobre el vientre, se usa medicina natural o aquellos fármacos orientados al alivio del dolor menstrual. Sin embargo existe una opción para nada convencional que ha aumentado su fama durante los últimos años, y estamos hablando de la marihuana.

Una planta conocida por sus propiedades analgésicas y relajantes, con la cual se brindaría calma al malestar. O al menos eso es lo que promete la empresa, Foria Relief.

menstruación

Una compañía estadounidense, responsables de la venta de tampones con una pequeña porción de cannabidiol. Este es el principal componente de la planta y es capaz de inhibir el envió de señales nerviosas que transmitan dolor, ayudando a la relajación sin efectos alucinógenos.

Testimonios afirman que tras la implementación de estos tampones, el dolor de menstruación desaparece tras unos 15 o 30 minutos, un tiempo relativamente corto en comparación con otros métodos.

Esto se debe a que los componentes actúan de forma inmediata con el área donde se registran los cólicos y el dolor, neutralizando el malestar con su efecto sedante. Sin duda una opción ocurrente y atractiva que en el futuro podría convertirse en un medicamento típico para malestar menstrual.