Curiosidades Espiritualidad Salud

Síndrome de la cabaña: Miedo a salir tras el confinamiento

Desde inicios del año gran parte de la humanidad se ha visto obligada a permanecer en confinamiento debido al alto riesgo de contagio del coronavirus.

Debido al confinamiento, la rutina diaria de miles de personas se vio interrumpida debido a la obligación de permanecer dentro de casa la mayor parte del tiempo.

Las naciones decidieron implantar la orden de cuarentena como una medida preventiva que les permitía controlar a la población y reducir la posibilidad de contagio de la enfermedad.

Especialmente considerando que el coronavirus es un reciente descubrimiento, por lo que existe un gran desconocimiento sobre sus efectos, consecuencias, síntomas o la posible cura o vacuna. Lo que incrementó el nivel de amenaza de la enfermedad y la necesidad de mantener a las personas bajo extremo cuidado.

Para muchos individuos la cuarentena se ha convertido en una situación que genera estrés, ansia, preocupación y angustia. Dado el creciente deseo que poseen de salir a la calle y poder reanudar las actividades normales del día a día.

Sin embargo, el confinamiento también generó el caso contrario, donde cierto grupo de personas desarrollaron el temor a salir al exterior donde podrían enfrentarse a la enfermedad.

El síndrome de la cabaña: Un temor derivado del confinamiento

Aunque muchos individuos expresaron su molestia por estar encerrados en casa durante un periodo de uno a cuatro meses. Para algunas personas, el confinamiento generó un apego al hogar. Al percibirlo como una zona segura donde permanecer a salvo de cualquier virus que pueda estar en el exterior.

Debido a la cuarentena y al distanciamiento social, actualmente un grupo de personas se encuentran afectadas por el síndrome de la cabaña. El cual se caracteriza por un fuerte temor a salir al exterior y exponerse a la enfermedad o cualquier peligro. Debido a que dentro de casa cuenta con todas las comodidades necesarias para sobrevivir.

Este comportamiento es un estado natural de la mente especialmente luego de permanecer durante un largo periodo de tiempo expuestos al confinamiento. El encierro por lo tanto lentamente se convierte en un sinónimo de seguridad ante los peligros que se encuentran en la calle.

De esta forma tanto adultos como niños pueden llegar a manifestar un gran temor al momento de abandonar la seguridad del hogar. Especialmente en la actualidad, dado que el coronavirus todavía se encuentra activo en ciertos países y la cura se encuentra en desarrollo y pruebas al menos hasta finales de año.

confinamiento

Entre los síntomas del síndrome de la cabaña se encuentran:

  • Miedo a salir al exterior
  • Cansancio o letargia
  • Siestas largas
  • Entumecimiento de las piernas y los brazos
  • Dificultad para levantarse por la mañana
  • Problemas para concentrarte
  • Fallos de la memoria
  • Falta de motivación
  • Sumado a un estado emocional donde predomina la ansiedad, la tristeza, el temor, la angustia y la frustración.

Normalmente quien padece de este síntoma expresa su falta de interés en salir a la calle, al asegurar encontrarse bien mientras permanece en confinamiento. Incluso si ya no existe una razón para permanecer encerrado dentro de casa.

Cómo hacer frente al síndrome de la cabaña

Date tiempo: Si experimentas temor de salir y exponerte a cualquier riesgo que pueda estar en la calle, lo mejor es brindarte el tiempo para escoger cuando te sientes seguro y preparado para aventurarte fuera del hogar. Puedes probar lentamente a dejar el confinamiento, saliendo a la puerta o al jardín y luego avanzar de forma progresiva para acostumbrarte al exterior.

Rutina: El implementar una rutina te permitirá permanecer activo dentro de casa mientras equilibras las actividades de ocio y las responsabilidades del trabajo. No te olvides de incluir el ejercicio, esto facilitará el recobrar el ritmo al que estabas acostumbrado antes de la cuarentena.

Buscar apoyo: En caso de que el temor a salir sea demasiado para superarlo sin ayuda, lo más recomendable es buscar ayuda profesional. Los psicólogos cuentan con las herramientas que necesitas para encontrar tu propio ritmo y recobrar la confianza en tu entorno.