Curiosidades Salud

Olor a café estimula el cerebro y mejora los procesos cognitivos

El café es una de las bebidas más populares y conocidas alrededor del mundo pero su atractivo no se encuentra solo en su sabor sino también en su olor.

El característico olor a café es uno de los aromas más exquisitos que los fanáticos de la bebida pueden percibir dado que genera familiaridad, calma y placer.

Dicho aroma es un elemento típico de todas las mañanas el cual marca el inicio del día. Sea preparado en casa o en tu cafetería de costumbre, solo o acompañado con leche u otros añadidos, la nariz del ser humano es capaz identificar los tipos de café entre las diferentes variedades existentes con mucha práctica.

Para las personas que no pueden vivir sin el café, su increíble sabor, tipos y distintas presentaciones y acompañantes son tan importantes como el aroma que desprende. El cual brinda energía para mantenerse activo junto a la sensación de calma, tranquilidad y de placer, al disfrutar de la bebida camino al trabajo, en la oficina, mientras estudias o en la tranquilidad del hogar.

El bienestar que se experimenta al beber café al comenzar el día, se debe a la presencia de la cafeína. Un alcaloide y estimulante natural del sistema nervioso que bloquea las moléculas que inducen el sueño y el cansancio. Es por ello que muchas personas recurren a la bebida tras despertar o en las noches de estudio ya que sus efectos pueden durar unas 6 horas.

Pero esta no es su única característica, dado que el olor que desprende es capaz de generar grandes beneficios para la salud de las personas. Aunque no lo creas, el característico aroma de esta bebida brinda una sensación de bienestar, mejora del estado de ánimo y potencia los procesos cognitivos.

El olor de café y sus beneficios para la salud de las personas

olor a café

Un estudio científico reveló que el olor a café tiene la cualidad de potenciar las capacidades cognitivas, tales como la capacidad de análisis, mayor nivel de atención o la habilidad de resolver problemas, mejorando así el desempeño en el trabajo o los estudios.

Esto se debe a que la fragancia del café posee la capacidad de deleitar y estimular los sentidos, el paladar y el cerebro. Este proceso se origina debido a que el aroma atraviesa la corteza cerebral hasta alcanzar el sistema límbico donde se encuentran las emociones y la memoria. De esta forma las personas que inhalan su olor, suelen manifestar una increíble sensación de bienestar con tan solo estar cerca de la bebida.

Sin embargo, los especialistas afirman que el olor del café en realidad no posee algún elemento mágico que justifique la mejora de las capacidades. Sino que la interacción del aroma con el cerebro genera en el cuerpo un efecto similar al placebo. Por lo que la persona experimenta una increíble sensación de bienestar y energía que le permite mantenerse activo y cumplir con sus labores.

Además, la energía que se experimenta al beber café se origina debido a la dopamina, un neurotransmisor que suele brindar esa sensación de motivación, placer y bienestar. Sin embargo, aunque genera efectos positivos en la salud y en tu rendimiento, también es el responsable de la adicción a la bebida, dado que te acostumbras a su presencia en el día a día para sentirte preparado para trabajar.

Por lo que esta representa todo un conjunto de beneficios al comportamiento y concentración de los individuos. Un caso bastante común en los estudiantes y trabajadores de oficina que frecuentemente recurren al café como la fuente de motivación, energía y aliento que necesitan para dedicarse con plenitud a sus responsabilidades diarias.