Curiosidades Naturaleza Noticias

Lo que se habló en amistad, no se divulga en enemistad..

Si tuviste una amistad con alguien aprende a guardar los secretos incluso después de que esta haya acabado, se leal con otros

La lealtad es algo que nosotros a diario deberíamos poner en práctica a diario, no hay nada mejor que ser así, esto nos garantiza buenas relaciones en todos los sentidos, en la amistad, en la pareja y hasta en el trabajo.

El hecho de ser traicionero o traicionera con la persona que nos ha confiado su todo, es algo que debería ir en contra de los principios morales de una persona, el ser así dice mucho de nosotros y aunque creas que no se nota, sí es bastante evidente.

Son muchas las personas que confían en nosotros, que nos ven como sus amigos, y muchas veces eso somos pero no todo el tiempo las cosas salen como esperamos, un problema puede arruinar la relación y quedan rencores, ya lo sabes.

Tener rencor hacia alguien nos hace querer perjudicarlos lo más que se pueda pero ¿está esto bien? Muchas veces lo hacemos tomando en cuenta que esa persona nos ha compartido sus más oscuros secretos, pero hay que ser leales y de eso se trata el post de hoy.

Siempre sé leal, esto dice mucho de ti y de esa amistad

amistad

La forma en como actuamos frente a los demás puede ser algo que en un dado caso funcione en nuestra contra, si no mostramos desleales para alguien con otra persona, hablamos a espaldas de alguien, esto demuestra que serás capaz de hacerlo cuantas veces quieras.

En cuanto a los secretos, no hay nada mejor que saberlos guardar, quizá se compartan con alguien de suma confianza, pero un secreto es un secreto y si alguien tuvo la confianza de decírnoslo ¿por qué divulgarlo cuando esa persona ya no está con nosotros?

Es muy posible que esto te haya pasado más de una vez, y es que sí, son muchas las personas desleales que hay hoy en día, ellas dicen lo peor de ti y solo para quedar bien ellos, sin saber que es un acto de deslealtad y que muchos no aceptan.

El cómo nos comportamos, además refleja los valores que como personas tenemos, como fue nuestra educación, y a decir verdad, no hay nada mejor que dar una buena imagen de nosotros, aun si te carcomen por dentro las ganas de decir algo inapropiado.

Si tuviste un amigo o una amiga que te confesó algo y ya esa relación ha terminado, es hora de que tú hagas lo mismo que esa persona, quédate tranquila y no divulgues los secretos de esa persona, sé leal y demuestra que eres alguien con moral.

Siempre recuerda los buenos momentos que pasaste junto a esa persona cuando fueron amigos, y estamos seguros de que serán suficientes razones para no hablar mal de él o de ella, y de mucho menos decir sus secretos.

Esperamos que tomes en cuenta esta reflexión.

Gracias por leernos.