Curiosidades Salud

La harina de coca tiene más calcio que la leche y más proteína que la quinoa

La planta de “coca” pese a tener popularmente un carácter negativo, en realidad cuenta con diversos beneficios provechosos para tu salud.

El mate de coca y el chacchado de las hojas de coca forman parte del consumo normal en distintas poblaciones de Perú, Ecuador, Colombia y Argentina.

La coca es una planta alcaloide como el té y el café, que contiene una mínima cantidad de cocaína en su interior que no sobrepasa el 1%. Por lo que contrario a de lo que su nombre indica, su consumo no está vinculado con los efectos negativos que genera la droga procesada.

Especialmente debido a que el alcaloide de cocaína contenido en sus hojas al mezclarse con saliva se transforma en “ecgonina”. Una sustancia que contribuye con la quema de las grasas acumuladas en el hígado, para así generar energía.

Es por ello que las hojas de coca pueden llegar a emplearse de diversas formas en el consumo diario.  Se pueden masticar, preparar y tomar en filtrantes, licuar las hojas frescas y consumirlo así como en su presentación de harina de hojas de coca, con el que puedes preparar pasteles y galletas.

Beneficios de la harina de coca

Una investigación de la Universidad de Harvard en 1975 demostró que masticar a diario 60 gramos de hoja de coca contiene gran cantidad de vitaminas y minerales, destacando principalmente el calcio. Así como ciertos oligoelementos que hacen del mate de coca en un suplemento ideal para incorporar a la dieta.

Según el estudio, en 100 gramos de coca se concentran casi dos gramos de potasio, que resultan beneficiosos para mantener el equilibrio del corazón. Además de contar con propiedades adelgazantes.

Es por ello que para los expertos, esta harina sirve como alimento y medicina, por lo que su consumo no deriva en casos de dependencia ni toxicidad. En ella se concentran calcio y al menos 19.9 gramos de proteína vegetal, en comparación con los 14 gr, que se encuentran en la quinoa.

El nutricionista, Manuel Raggio indicó que la harina de coca ayuda a prevenir la osteoporosis gracias a su concentración de calcio, que supera la registrada en el queso y la leche.

Su contenido de hierro y vitamina B ayuda a combatir la anemia, al tiempo que reduce los niveles de colesterol y triglicéridos. También contribuye a regular la glucosa y la presión sanguínea, por lo que su consumo es altamente recomendado para todas las personas.

Para su preparación, el nutricionista recomienda consumir una cucharadita colmada al día mezclada con jugos (para poder tolerar el sabor algo amargo). Igualmente la harina de coca puede utilizarse para preparar diversos pasteles y preparaciones.