Espiritualidad

Hay gente que te inspira y hay personas que te agotan

En la vida, te encontrarás con personas capaces de motivarte a mejorar y crecer como individuo, así como aquellos que sólo consumen tu energía.

Dentro de todo círculos social existen diversos tipos de personas, entre los que destacan aquellos que brindan energía positiva o negativa a tu día a día.

Tus amigos, pareja e incluso familiares representan una fuente de energía sobre tu vida, al punto de convertirse en motivadores o en detractores. Debido a que sus palabras, acciones, comportamiento y opiniones pueden empujarte y detenerte de ir tras tus metas y objetivos.

De esta forma, el grupo de personas que forman parte de tus círculos sociales, pueden actuar como ayudas u obstáculos al momento de perseguir tus sueños. Por lo que el escoger de forma selectiva a quienes serán parte de tu entorno, es un proceso vital para tu desarrollo y crecimiento personal.

Esto te permitirá establecer y mantener relaciones de trabajo, amistad o romance con personas que sirven de inspiración, motivación y que te brindan la energía para enfrentarte a los desafíos. Mientras te alejas de aquellos que solo consumen tu tiempo y paciencia, hasta el punto de agotarte física, emocional y mentalmente.

Rodéate de las personas correctas

Un estudio sobre interacción social de la Universidad de Rochester indicó que una de cada 10 personas puede ser considerada como un “saboteador de la felicidad”. Este tipo de individuos tienden a agotar la energía de otros, debido a sus conductas estresantes que afectan a su entorno social.

Es precisamente por ello, que es importante revisar y analizar a cada persona que forma parte de tus círculos de amistades y pareja (incluso dentro de la familia).  Con el objetivo de mantener a tu lado, solo a aquellos individuos que brindan energías positivas para tu vida y crecimiento personal.

Si una persona de tu entorno demuestra comportamientos tóxicos que agotan tu paciencia, energía y tiempo. Es mejor separar tu camino de dicho individuo, dado que sus acciones, pensamientos y actitudes causan daño sobre tu propio comportamiento y salud física, mental y emocional.

Si una persona de tu entorno demuestra comportamientos tóxicos que agotan tu paciencia, energía y tiempo. Es mejor separar tu camino de dicho individuo, dado que sus acciones, pensamientos y actitudes causan daño sobre tu propio comportamiento y salud física, mental y emocional.

Mejor abre espacio dentro de tu vida a quienes realmente brindan energías positivas, inspiración y motivación a ser una mejor persona. Rodéate de quienes te respaldan, apoyan y sirven como soporte cuando enfrentas dificultades y caídas.

De esta forma disfrutarás los beneficios de lazos reales, sinceros y honestos de personas que te ayudan a desarrollarte y crecer como individuo.