Estadísticas muestran que las personas toman demasiados medicamentos
Noticias Salud

Estadísticas muestran que las personas están tomando demasiados antidepresivos y opiáceos


La adicción a los medicamentos es una de las problemáticas que afectan a la sociedad y de las que menos se discute abiertamente. Y es que para algunas personas, la dependencia de ciertos fármacos es sinónimo de bienestar, cuando en realidad se trata de un serio problema con efectos negativos en la salud.

Las alarmas sobre esta situación se encendieron tras un reporte realizado por el departamento de salud pública de Inglaterra. El documento reveló que un alto porcentaje de las personas es consumidora regular de fármacos prescritos, como benzodiazepanes, opiáceos, antidepresivos, ansiolíticos u otros.

Una alarmante cifra similar a la registrada en grandes países como en los Estados Unidos, donde existe una alta adicción a los opiáceos.

La información recopilada señaló que algunos individuos usan estos medicamentos durante largos periodos de tiempo, incluso superando el año de constante consumo. A lo cual las autoridades expresaron su preocupación, ya que la mayoría de estos fármacos representan un peligro para la salud tras un largo tiempo de ingesta. Tal es el caso de los derivados del opio, un producto que actualmente consumen más de un millón de personas en el país.

Otro de los medicamentos de fácil dependencia son los antidepresivos. Actualmente, algunas personas consumen estos fármacos por más de tres años seguidos sin supervisión médica. Recordemos que al tratarse de compuestos que tienden a generar dependencia o que pueden perder su efecto, para su consumo se exige llevar un control médico.

personas

Una peligrosa solución temporal para estas personas

Este repentino aumento en los consumidores de estos medicamentos puede interpretarse como un síntoma de una sociedad que exige y consume mentalmente a las personas. El estrés, agotamiento, cansancio son factores típicos de una sociedad constantemente ajetreada y en movimiento. Sin embargo, estos malestares pueden obligar a los individuos a buscar soluciones “temporales”, como los opiáceos o antidepresivos.

Una falsa solución que sirve como una cura efímera ante los problemas y malestares que padecen las personas. Y el cual, con el tiempo, puede llegar a convertirse en una problemática mayor de la que podríamos estar esperando enfrentar.

La adicción a estos fármacos representa una ardua lucha capaz de desgastar física y mentalmente a unas personas. Si usas algún medicamento, debes recordar que su consumo tiene un tiempo estimado, y que en caso de no registrar mejoras, debes acudir a tu médico tratante.