Noticias

Esta casita parece un cobertizo común pero ni te imaginarías qué tiene adentro

Desde lejos esta casita no parece la gran cosa pero cuando entran quedan maravillados ante lo que está adentro, ven y observa los detalles.

La creatividad no tiene límites, si pensamos algo y lo queremos hacer simplemente podemos hacerlo sin ningún problema, ser creativos es algo magnífico y poder plasmar esta creatividad lo es aún más.

Muchas son las personas cuya creatividad está aunada a otras dotes como la habilidad de dibujar, de hacer manualidades o incluso llegar a construir grandes estructuras que llamen la atención de muchos o quizá de todos.

Ser creativos es bueno pero ser decididos lo es aún más para así poner en ejecución todas esas grandiosas ideas que nos vienen a la mente y hoy nosotros te hablaremos de una mujer quien tuvo la creatividad y la decisión para desarrollar una idea genial.

 Hoy te estaremos hablando de una mujer que con su creatividad vio una gran probabilidad de reinventar un espacio y hoy te compartiremos el grandioso logro que esta mujer obtuvo así que presta mucha atención.

Esta mujer fue muy creativa con su casita

Decorar puede que no se dos dé mucho y más cuando el espacio es pequeño pero hay muchas personas cuya creatividad va más allá de un espacio pequeño y Ashley Yeates es una de esas personas que no tuvo límites.

Ashley dice que al inicio comenzó dibujando lo que quería hacer y luego decidió plasmarlo, estaba convencida que con un toque de ingenio las cosas resultarían espectaculares, sin ocupar mucho espacio, más que el de un cobertizo.

Ella al inicio empezó por hacer las paredes de lo que sería su cobertizo, dándole la forma que ella quiso y luego de esto no hizo más que colocar las instalaciones de luces dentro del lugar y culminó colocándole las tejas en el techo lo que hizo que su cobertizo quedara espectacular.

La apariencia de su pequeño cobertizo simulaba un granero, bueno, así parecía ser por fuera sin embargo por dentro es mucho más que eso, quizá es algo que jamás imaginarías que es, y resulta que este granero es una sala de cine.

Esta sala de cine es mucho más acogedora que una sala de cine convencional pero sin duda alguna es hermosa, y ella no olvidó ningún detalle lo que la hace mucho más interesante, tiene incluso hasta un dispensador de golosinas dentro de la sala.

Incluso hay una colección de juegos de consola para jugar después de ver una película ¿qué te parece?

Esperamos que te haya gustado este post.