Espiritualidad

El amor durará tanto como lo cuides y lo cuidarás tanto como lo quieras

El amor entre una pareja se enriquece e incrementa gracias a las acciones, gestos y palabras que intercambian entre ambos durante su tiempo juntos.

Aunque con el paso del tiempo las parejas suelen subestimar la importancia de los gestos de amor, estos brindan energía pasión y frescura a la relación.

Normalmente al comenzar una relación, las parejas suelen manifestar sus emociones y sentimientos de forma constante, Bien sea mediante regalos, citas, encuentros sorpresa, detalles o simplemente disfrutando de la compañía del otro.

Esto se debe a que la emoción de una nueva relación hace que los involucrados manifiesten su amor de diferentes formas. Con el objetivo de transmitir a su compañero aquellos sentimientos y emociones que no son capaces de expresar en voz alta.

Sin embargo, con el paso de los años esa emoción suele apagarse y con ella se reducen los gestos de aprecio entre los enamorados. Es por ello que muchas parejas con largo tiempo en la relación, suelen reducir sus interacciones románticas.

Dicho distanciamiento y frialdad, se traducen en el fin del vínculo amoroso, ya que ambos individuos se acostumbran a la compañía de su otra mitad. Por lo que lentamente pierden el interés en demostrar sus sentimientos por el otro.

Mantener viva la llama del amor

amor pareja

Esta conducta muchas veces se produce debido al largo tiempo que la s personas pasan junto a sus parejas. Hasta el punto de pensar que sus compañeros están acostumbrados a su presencia y aceptan la falta de interés o pasión en la relación.

Al mantener esta clase de pensamiento es inevitable que la relación comience a destruirse lentamente. Debido a que ya no se trata de un vínculo de amor sino de conveniencia o de costumbre.

Por lo que esta clase de comportamiento suele pasar factura y conduce a la relación a su punto de quiebre. Esa última oportunidad donde las parejas intentan reparar el daño causado a través de los años, aunque en muchos casos suelen fracasar.

El final de una relación sentimental muchas veces se produce motivado a la falta de interacciones de la pareja. Quienes al perder interés por el otro y acostumbrarse a la presencia de su otra mitad suelen abandonar y descuidar a su relación.

Debido a dicho abandono, muchas veces las parejas se enfocan en aspectos como el trabajo, las amistades, la familia, los vicios e incluso pueden llegar a buscar un nuevo amor fuera de casa. Dado que la pasión, la emoción y el entusiasmo de tener una relación han sido opacados por la lejanía, el desinterés y la rutina.

Así que si realmente sientes amor por tu pareja y deseas que la relación florezca y se mantenga viva y lista para nuevas aventuras pese al paso del tiempo es importante encontrar el tiempo para agradecer demostrar tus sentimientos.

Al ser capaz de expresar todo el amor que sientes por tu otra mitad sin temor o vergüenza, enciendes la llama del romance. Es decir, el mayor combustible para las relaciones sentimentales y sin el cual, incluso las las parejas más perfectas suelen enfrentarse al final del vínculo