Curiosidades

Confirman teoría de la relatividad general de Einstein

Recientemente el telescopio VLT del Observatorio Europeo Austral (ESO) logró confirmar la teoría de la relatividad general de Albert Einstein.

El increíble evento se registró cuando el ESO visualizó el comportamiento de una estrella que orbita cerca de un agujero negro supermasivo. La cual se moviliza como predijo Einstein en 1915, cuando analizó una peculiaridad en la órbita del planeta Mercurio.

Utilizando el VLT (Very Large Telescope), el Observatorio Europeo Austral registró como una estrella situada en el centro de la Vía Láctea genera una órbita en llamativa forma de rosetón. Un movimiento que contradice la forma de elipse establecida por Isaac Newton en su teoría sobre la gravedad y su efecto sobre los cuerpos en el espacio.

Esta peculiar alteración en la órbita se justifica según la teoría de la Relatividad General de Einstein. Según la cual, todas las órbitas enlazadas de un objeto alrededor de otro, no se cierran en forma de elipse como estableció la gravedad de Newton. Al contrario, estas generan un movimiento de precesión hacia adelante que con el tiempo origina la figura de rosetón.

Un efecto que Einstein utilizó a su favor como respaldo de la teoría de la Relatividad General y que se visualizó por primera vez en la órbita de Mercurio alrededor del Sol. La cual se caracterizó por no seguir el formato de elipse tradicional que otros cuerpos celestiales realizan en el universo y crear su propio patrón de movimiento.

Un asombroso descubrimiento que respalda la teoría de Albert Einstein

Einstein teoría

El increíble descubrimiento se produjo cuando el VLT ubicado en el Cerro Paranal, en el desierto de Atacama en Chile, se enfocó en el movimiento de la estrella S2. La cual forma parte de un séquito estelar que rodea el agujero negro central de la Vía Láctea, Sagitario A* ubicado a unos 26.000 años de luz del sol.

Desde hace casi tres décadas la ESO analizó cada movimiento que realizó la estrella S2, la cual se precipita hacia el agujero negro supermasivo desde una distancia de menos de 20.000 millones de kilómetros.

De esta forma la órbita de la estrella S2 posee un movimiento de precesión, según el cual, cada vez que se acerca al agujero negro supermasivo, se produce un cambio en la forma de giro que realiza la estrella. Formando la forma de rosetón que Einstein presentó en su teoría.

Según explicó Albert Einstein a través de la Relatividad General se puede predecir el cambio de la órbita de los cuerpos celestiales. Un hecho confirmado por las últimas mediciones de la investigación, las cuales coinciden exactamente con lo manifestado en la teoría.

El efecto también conocido como precesión Schwarzschild, nunca antes se había medido en una estrella alrededor de un agujero negro supermasivo. Por lo que es un descubrimiento impresionante para el mundo de la astronomía. Y el cual se hizo posible gracias a las mediciones realizadas durante casi 30 años por los distintos científicos del proyecto.

“Tras seguir a la estrella en su órbita durante más de dos décadas y media, nuestras exquisitas mediciones detectan, de manera robusta, la precesión Schwarzschild de S2 en su camino alrededor de Sagitario A*” indicó Stefan Gillessen, quien lideró el análisis de las mediciones publicadas en la revista Astronomy & Astrophysics.

Esta investigación se realizó bajo las direcciones de Frank Eisenhauer del MPE con un equipo internacional con colaboradores de Francia, Portugal, Alemania y del ESO.  

Quienes previamente en 2018 evidenciaron otro efecto predicho por la teoría de la relatividad general. Al observar como una luz de S2, se estiró en longitudes de onda más largas en el tiempo en que la estrella se trasladaba cerca de Sagitario A*.