California prohíbe la venta de ropa hecha de piel animal. | Ignis Natura
Animales ecologia

California prohíbe la venta de ropa hecha de piel animal.

 

El mercado de accesorios y prendas de vestir fabricadas con piel animal, por primera vez podría ser prohibido en una ciudad estadounidense.

El estado de California, espera convertirse en la primera gran ciudad moderna en prohibir absolutamente cualquier venta de artículos de moda hechos con piel animal. Una medida que ha recibido elogios del mundo entero, donde la lucha contra estos accesorios se mantiene activa en la actualidad.

Y es que según diversas estimaciones, cada año fallecen más de 50 millones de animales salvajes, para confeccionar abrigos y otros accesorios de piel animal real.

La medida propuesta en California, pretende poner un alto a la cacería de los animales que actualmente se encuentran en peligro de extinción. Debido a que en el mercado de la piel animal, estas especies se cotizan a altos niveles, motivado a la “exclusividad” de dicho material.

“California es un líder en lo que respecta al bienestar animal y hoy ese liderazgo incluye prohibir la venta de pieles” afirmó Gavin Newsom. El gobernador es el principal impulsor de esta medida, que tras su aprobación les costaría cerca de 11 millones de dólares al año a los empresarios de Union Square.

El mercado de piel animal inicia su caída

venta de piel animal

La Junta de Supervisores fue la responsable de aprobar la prohibición del uso de piel animal real en sombreros, calzado, cinturones, abrigos, guantes, e incluso en los famosos llaveros de la suerte como el de la pata de conejo. Aunque no se incluyen los artículos de cueros ni con piel de vaca, ciervo, oveja o cabra.

La medida además castiga el uso de animales para los distintos espectáculos de circo, aunque no existirán sanciones para la práctica del rodeo. Una actividad que causa conflicto entre los activistas animales y quienes lo consideran parte de la tradición local.

Dicha prohibición entrará en vigor a partir del 2023, por lo que las empresas y comerciantes de piel animal deberán adaptarse a esta medida, al igual que lo hizo la famosa marca Prada, que desestimó emplear pieles reales para su temporada primavera-verano 2020.