Salud

Aplanar la curva de coronavirus: una responsabilidad de todos

Desde el pasado 11 de marzo, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, declaró al COVID-19 como pandemia, y desde ese preciso momento pocas cosas han cambiado. Pero es hora de que frenemos la curva de coronavirus.

Sin embargo, seguimos intentando contener el avance de la enfermedad, por lo que las instituciones médicas hacen lo posible para poder dar con una vacuna o para dicho virus. En pocas palabras: aplanar la curva de infectados.

Pero ¿en qué consiste? La responsabilidad de que frene el aumento de casos apela a la responsabilidad ciudadana. Esto implica cuidar de nuestro comportamiento y medidas de seguridad para frenar la curva de coronavirus.

No solo por nosotros, sino que aplica también para los demás. Específicamente para la población más vulnerable, donde se concentra el mayor número de casos: nuestros abuelos.

Diversos ministros de sanidad de distintos países y representantes de Centros de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, señalan que el objetivo principal es disminuir la curva de coronavirus, y así no colapsar los hospitales.

Ahora mismo, Italia se centra en una saturación desmedida y por lo que se hallan en un estado de emergencia.

Todos sabemos cual es el objetivo, así como a manera en que podemos colaborar para aplanar la curva de coronavirus. Debemos seguir las indicaciones para que esta situación se vuelva más manejable.

¿Cómo aplanar la curva de contagio?

Hoy en día no existe la vacuna para el coronavirus, cosa que todos lo tenemos claro. Tampoco, existen medios para poder tratar la enfermedad. Según la OMS, la tasa de contagio ronda entre los 1,4% a 2,5%.

Esto quiere decir que, por cada persona infectada, a su vez puede infectar entre 2 a 3 personas. Un número un tanto serio, por lo que es tan importante reducir la curva de coronavirus.

La pandemia que nos encontramos viviendo actualmente, es vital detener su propagación, para así poder alcanzar el propósito. Recuerda que todos somos los responsable de que la enfermedad se extienda o no.

¿Qué expresa ese gráfico?

curva de coronavirus

Debes observar en primer lugar la línea discontinua horizontal del gráfico epidémico. Lo que representa la capacidad de respuesta del sistema sanitario.

Por lo tanto, el incremento de infectados no puede ser mayor de esa línea. Esa frontera en la que los estados se encuentran en condiciones de dar una atención médica de manera inmediata y efectiva a los enfermeros.

Para que lo puedas entender mejor, solo basta que visualices durante un instante un metro en hora punta. Existe ocasiones en que los vagones se encuentran llenos de personas, por lo que se hace imposible que entren más viajeros. Esto se debe, a que el servicio de metro no puede dar respuesta y las personas deben quedarse en el andén.

Así mismo ocurre en el sistema sanitario. Si incrementa el número de infectados supera la capacidad de los hospitales, no se podrá brindar la atención adecuados a los enfermos.

El objetivo es estar siempre muy por debajo del umbral de saturación. Así, el impacto de coronavirus será menos virulento y la situación será más abordable.

Origen de la gráfica

La experiencia ocurrida en China, da cierta ventaja para aplicar mecanismo de contención, acción semejante y prevención. Sin embargo, la realidad es evidente, pudieron aplanar el avance de la curva de coronavirus, pero el número de infectados no sobrepasa la decena de casos diarios, teniendo en cuenta que China es un país relativamente GRANDE.

Además, el país asiático se rige por unos parámetros autoritario. En estados democráticos como lo es Europa, lo que nos dice que nos costará un poco poder llevar ciertas medidas. Aunque, existe algo que puede distinguirlo: la responsabilidad individual que va más allá de lo que marquen las pautas gubernamentales.

Es importante que tengas presente que todos somos responsables para poder aplanar la curva del coronavirus.