7 Consejos para prevenir y tratar las ojeras » Ignis Natura
Belleza Salud

7 Consejos para prevenir y tratar las ojeras


La agitada rutina diaria, los malos hábitos y las pocas horas de sueño con el tiempo se reflejan en tu piel, especialmente con la aparición de las ojeras. Unas bolsas hinchadas bajo los ojos, que brindan una apariencia desgastada y mayor.

La presencia de las ojeras se debe a la congestión de los capilares ubicados debajo de la fina y delicada piel del rostro, sobretodo en la zona cercana al ojo. Eso lleva a que la piel adquiera un color negro o morado.

Son muchas las posibles causas que producen la aparición de las ojeras. Entre ellas está el constante estrés, la falta de descanso, el consumo excesivo de tabaco o alcohol, la falta de líquidos, una dieta llena de grasas, sal y azúcar, entre otros.

Es por eso que en este artículo te presentaremos 7 consejos que te servirán para prevenir la presencia de ojeras en tu rostro, y para su tratamiento, si es que ya las padeces.

ojeras

Consejos para luchar contra las ojeras:

Posición al dormir

Para comenzar a reducir la hinchazón que se produce en la zona cerca de tus ojos, primero necesitas modificar tus hábitos al dormir. Si eres de las que prefiere dormir boca abajo con la cara presionada contra la almohada, te tenemos malas noticias. Lo recomendable es descansar boca arriba, debido a que la gravedad contribuye a que los líquidos se acumulen, ayudando a producir las bolsas bajo tus ojos.

Horas de descanso

Normalmente se recomienda dormir 8 horas todas las noches, con el propósito de descansar tu mente y cuerpo, además un horario irregular de sueño es un factor vital para la aparición de las ojeras. Durante el tiempo que duermes, tu piel se regenera de todos los daños que padeció durante el día, además. Es por esto que tras una larga noche de descanso sueles tener el rostro fresco.

Alergias

Las alergias tienden a crear irritación en la piel, especialmente en la zona de los ojos, contribuyendo así lentamente al desarrollo de las ojeras. Si posees alguna alergia, te recomendamos mantener siempre a la mano, tu medicamento recetado para controlar dicha reacción. Así cuidas de tu salud al tiempo que proteges tu rostro.

ojeras

Rostro limpio

Al usar maquillaje, muchas mujeres tienden a dejarlo puesto cuando se disponen a dormir. Esto es un grave error, ya que siempre que te maquilles debes asegurarte de retirar los productos de tu piel, para protegerla y no dañarla de forma permanente. Recuerda que al irritar la delicada piel de tus ojos, ayudas a la aparición de ojeras en tu rostro. Mejor asegúrate de todas las noches realizar un ritual de limpieza, que te ayude a mantener tu piel fresca y protegida.

Gotas para los ojos

Puedes aplicar gotas oftalmológicas en tus ojos, mediante este tratamiento, se limpian tus conductos oculares. De esta forma se controlan las infecciones al tiempo que se mantiene limpia la zona del lagrimal de tus ojos. Al mantener una correcta salud de la vista, evitas la aparición de elementos que puedan provocarte ojeras o daño en tan delicada zona.

Ejercicio

Aunque no lo creas, practicar ejercicio varios días a la semana, contribuye con una mejora en la circulación de la sangre, al tiempo que evitas la retención de líquidos en tu cuerpo. Ambos factores importantes para la presencia de las ojeras, por lo que es mejor que comiences a preparar tu rutina de ejercicio ahora. Aunque si no eres fanática del gimnasio o del deporte, también puedes practicar  yoga, el cual gracias a su técnica de relajación, ayuda a obtener una piel más fresca y saludable.

Frío

Si al despertar observas que tus ojos se ven hinchados o que tienes unas leves ojeras (el tono de tu piel se verá algo azulado), te recomendamos aplicar frío sobre la piel para reducir la inflamación. En caso de no tener algún producto en el congelador, este truco casero te ayudará en estos momentos de crisis. Para ello necesitas meter un par de cucharas al congelador durante unos minutos, y luego presionarlas suavemente contra la piel bajo tus ojos. También puedes utilizar unos hielos envueltos en un paño fino.