Espiritualidad

Y más rápido de lo que piensas tus hijos crecerán, así que aprovéchalos

Las personas carecen de control sobre el paso del tiempo especialmente cuando se trata de momentos especiales en la vida como al ver crecer a los hijos.

En la vida de los padres, no existe un momento más importante y recordado que la llegada de sus hijos. Ya que representa un cambio en toda su rutina y forma de ver la vida.

Los hijos son la principal prioridad para sus padres, quienes desde el embarazo permanecen atentos y a la expectativa del niño o niña que pronto llegará al hogar. Es por ello que muchas veces los padres y madres presentan problemas al lidiar con otros aspectos de la vida, como trabajo, amistades e incluso sobre la familia.  

La necesidad de brindar cuidado, amor, protección y cariño a los hijos son sentimientos que permanecen arraigados en los corazones de los padres. Y que solo incrementan con el paso del tiempo, al ver a ese pequeño milagro comenzar a hablar, dar sus primeros pasos y descubrir este maravilloso mundo.

Sin embargo, existe un factor sobre el cual los padres carecen de control y se trata específicamente del tiempo. Ese increíble elemento que hace que los años se sientan como un parpadeo de ojos, especialmente cuando se trata del crecimiento de los hijos.

Y es que para la mayoría de los padres el tiempo es una bendición y a su vez, una maldición. Ya que cuando menos se lo esperan, ya los hijos no son tan niños, ni pequeños. Y se convierten en hombres y mujeres en crecimiento, con sus propios ideales, pensamientos, sentimientos y metas, que a veces se encuentran lejos del hogar.

Disfrutar a los hijos en cada pequeño instante

Es precisamente por esta razón, que es tan importante para los padres, el aprender a administrar y cuidar del tiempo, especialmente cuando existen niños en el hogar.

Debido a que ante la vista de los padres, los hijos crecen a pasos agigantados en tan solo días e incluso segundos por exagerado que parezca. Dado que al estar al lado de esa criatura, cada pequeño paso que avanza representa un increíble crecimiento y evolución.

Al mirar hacia atrás, un padre logra visualizar el crecimiento de sus hijos como si tan solo fuera ayer cuando eran unos pequeños que requerían de su ayuda. Especialmente cuando logra estar a su lado en los momentos más importantes de su vida, como al graduarse, al alcanzar su metas y al llegar a la adultez.

Es por ello que es tan importante, como padres el saber reconocer la importancia del tiempo en la vida familiar y su impacto sobre la misma. Con el objetivo de poder disfrutar a plenitud, todos los momentos que la vida nos permita estar al lado de nuestros pequeños.

De esta forma podremos en el futuro, vivir una vida sin arrepentimientos al haber sacrificado un par de horas de descanso, por acompañar a tu pequeño en sus labores. Por dedicarle unos minutos para hablar, preguntar por sus sentimientos, sueños y metas. Por tener la disponibilidad para ver sus logros y estar en primera fila durante todo su crecimiento y paso por la vida.