Semillas de papaya para un intestino, hígado y riñón fortalecidos

Semillas de papaya para un intestino, hígado y riñón fortalecidos

Al consumir papaya, normalmente botamos sus semillas debido a que no le encontramos utilidad. Y aunque la fruta en sí, es saludable y su consumo es altamente recomendado

Sus semillas también son importantes, ya que contienen grandes cantidades de nutrientes que resultan beneficiosos para el cuerpo y la salud. A continuación te explicamos algunos de los beneficios que brinda el consumir las semillas de la papaya, y que te harán pensar dos veces, antes de botarlas.

Beneficios de las semillas de papaya

Acelera el proceso de digestión: Estas pequeñas semillas contienen una proteína especial que contribuye a mejorar la digestión y a la pérdida de peso. Es recomendable ingerir una cuchara antes de cada comida y en poco tiempo notaras el cambio.

Mejora la fertilidad: Aunque es de efecto temporal, las semillas maduras colaboran a que las mujeres tengan una mayor receptividad a los espermatozoides, incrementando la posibilidad de un embarazo múltiple. Mientras, en el caso de los hombres, ingerir una cucharada al día de estas semillas puede contribuir con la producción de espermas.

Anticonceptivo: Este método empleado en el sur de Asia, consta de ingerir diariamente las semillas de las papayas verdes. Esto debido a que la fruta sin madurar, contiene fitoquímicos, los cuales pueden disminuir la producción de hormonas necesarias para la concepción. Este efecto, permanece activo durante el tiempo en el que el usuario siga consumiendo las semillas.

Acaba con los parásitos: Su contenido en diversos alcaloides ayuda a regular las proteínas del cuerpo al tiempo que elimina con todos los parásitos que pueden encontrarse dentro del cuerpo.

Antibacterianas: Añadir estas semillas de papaya a tu menú diario contribuye con la eliminación de las bacterias y demás toxinas dentro de tu organismo.

Inflamación: Debido a sus propiedades antiinflamatorias son ideales para tratar el enrojecimiento de la piel, la hinchazón de las articulaciones y la artritis.

Riñones y enfermedades hepáticas: La ingesta diaria desintoxica tu hígado y contribuye a la prevención de padecer de insuficiencia renal.

Previene el cáncer: Un estudio reveló, que tras consumir estas semillas, las células cancerígenas son eliminadas poco a poco. Quienes sufren de leucemia, problemas de colon, de pulmón, de mama y de próstata pueden registrar mejoras en su salud tras agregar las semillas a su dieta.

Cómo añadir las semillas a tu menú

Estas semillas de papaya pueden prepararse en tres sencillas presentaciones fáciles de preparar y de agregar a tu dieta.

– Tritura las semillas y sírvelas como un puré.

– Déjalas secar y luego muélelas para prepararlas como té.

– Consúmelas crudas junto a un jugo, con ensaladas e incluso con un vaso de leche.

¿Quiénes no pueden consumir las semillas de papaya?

Normalmente se recomienda que las mujeres en estado de gestación no consuman estas semillas, debido a que su contenido de proteína de la papaya, puede permanecer en el organismo de la madre hasta la etapa de la lactancia, y los bebes deben permanecer alejados de consumir las semillas ya sea de forma directa o indirecta.