Seis remedios caseros para el rejuvenecimiento vaginal

Seis remedios caseros para el rejuvenecimiento vaginal


Estos son los mejores remedios caseros para combatir uno de los problemas que muchas mujeres desean evitar y es el desgaste vaginal

Para las mujeres hay algo que es sumamente importante y es la manera en la que ellas lucen a nivel físico, y es que sí, hay muchos aspectos con los que las mujeres no estamos del todo satisfechas y siempre creemos que podemos mejorarlos.

Muchas mujeres son las que con el paso del tiempo van perdiendo algo de elasticidad en algunas de las partes de su cuerpo y esto más que una preocupación por cuestiones de salud, es más por cuestiones de belleza.

Una de las partes que más afectadas puede verse con el paso del tiempo en el cuerpo de una mujer, es si duda la vagina y es que esta después de haber tenido hijos se va estirando y con el tiempo ya sabes cómo es la gravedad, todo cae.

Para que esto logres evitarlo o al menos corregirlo un poco, te estaremos recomendando una serie de remedios que son totalmente caseros y que te serán de mucha ayuda para lograr arreglar esta imperfección que tanto te preocupa.

Rejuvenece tus partes íntimas gracias a estos remedios

Las partes íntimas femeninas, por más que  estén ocultas casi siempre, es muy probable que la apariencia de estas nos preocupe y muchas veces pensamos en eliminar estas imperfecciones pero los tratamientos pueden ser algo costosos, pero no debe ser así siempre.

Hay alternativas caseras que te pueden ayudar a restaurar la forma de tus genitales y hoy compartiremos 6 de ellos contigo, así que no te los pierdas.

Realiza kegels: Estos son ejercicios comunes que te ayudan a tonificar tus esfínteres y asimismo los músculos de soporte. Solo debes contraer y apretar por 6 u 8 segundos los músculos ubicados en tu pelvis cuando tu vejiga esté vacía y relaja. Hazlos 3 veces al día por 10 repeticiones.

Bolas chinas: Estas son una serie de esferas que se unen por un cordón y son de varios tamaños  y se introducen en la vagina tal y como si se tratara de un tampón. Son como pesas pequeñas que fortalecen el suelo pélvico e incluso es posible que te produzcan algo de placer. Se recomienda insertarlas y luego hacer los kegels o puedes pujar y relajar por 15 minutos al día. Comienza con las de menor peso.

Utiliza cremas hidratantes: Aplícalas después de la ducha y verás cómo mejora ya que al ser piel también requiere de estos cuidados.

Tijeras verticales: Acostaba boca arriba en una superficie firme, eleva tus piernas y comienza a abrir y cerrar alternando con cruces imitando el movimiento de una tijera.

Aloe vera: Corta un trozo de esta planta y aplica sobre tu vagina y vulva, deja actuar 5 minutos y enjuaga para regenerar los tejidos.

Hamamelis: Haz una infusión con esta planta y lava tus partes íntimas a diario con esta y así contraerás los tejidos.

Esperamos haberte ayudado con esta información.

Gracias por leernos.