¿Qué le sucede al cuerpo después del parto? 6 cambios

¿Qué le sucede al cuerpo después del parto? 6 cambios que experimentarás y nadie te dijo

El momento del parto es un proceso maravilloso, pero muchas madres ni se imaginan todo la transformación que ocurre dentro de sus cuerpos tras dar a luz

Es que luego de los nueves meses de llevar a un bebé en el vientre y del proceso de parto, inicia otra ardua labor: la de lidiar con las alteraciones causadas por las hormonas del embarazo, mientras el cuerpo inicia el proceso de equilibrio y vuelve a la normalidad.

Algunos cambios después del embarazo

A continuación, representamos algunos de los cambios que puedes llegar a padecer tras dar a luz. Aunque recuerda, que no siempre los cambios serán los mismos en todas las mujeres.

Sangrado. Durante los primeros días del postparto, es normal presentar un flujo vaginal rojizo, igualmente puede haber un sangrado menor, dado que esto es parte del proceso de recuperación del útero, el cual se contrae tras el proceso de parto. Estas pequeñas hemorragias deben desaparecer en unos días, por lo que si continúan por un largo periodo de tiempo, debes consultar con tu médico.

Contracciones. Debido a que el útero regresa a tu tamaño normal, es normal que llegues a sentir leves contracciones –para nada dolorosas como las del parto-, muy similares a los cólicos menstruales.

Incontinencia urinaria. Esto se debe a que los órganos tienden a cambiar de posición durante el crecimiento del bebé dentro del vientre materno, y posteriormente inicia el proceso de volver a la posición original. Esto pasa incluso con la vejiga, por lo que puedes padecer de una fuga de la orina involuntaria, por lo que es recomendable utilizar protectores diarios tras dar a luz.

Peso. Algunas madres tienen a adelgazar de forma natural e inmediata tras el parto, sin embargo, para otras mujeres el proceso de pérdida del peso adquirido durante el embarazo puede tardar entre unos 9 o 12 meses. Pero tranquila, no debes presionarte para perder peso, ya que es un proceso gradual que se produce naturalmente.

Aumento de cadera. Tras dar a luz, algunas mujeres tienden a notar un aumento en el tamaño de sus caderas. Esto se debe a que los huesos se mueven para facilitar la salida del pequeño del vientre, aunque algunas veces, estos no vuelven a su posición inicial.

Sequedad vaginal. Tras el proceso de parto, la lubricación de la vagina puede disminuir durante días, semanas y hasta meses, dificultando el reanudar las actividades sexuales. Pero no te preocupes, esta situación mejorará con el tiempo, aunque es recomendable acudir al médico si la resequedad permanece durante demasiado tiempo.

¡Cuida tu cuerpo y está pendiente de cualquier señal después del parto!

Tras el parte, es importante que las madres sean conscientes de todos los cambios y síntomas que registra su cuerpo. Dado que pueden ser señales de alguna complicación médica que pueda poner en riesgo su estado de salud.

El sangrado continuo puede ser síntoma de una inflamación del útero (endometritis); en tanto, el dolor y enrojecimiento de los senos pueden indicar mastitis, un padecimiento común en las madres primerizas. Las primerizas también registran altas probabilidades de sufrir de trombosis. Por lo que ante una hinchazón de las piernas, enrojecimiento y dolor, es urgente acudir a un médico vascular.

Otro aspecto importante a tener en consideración es el estado emocional de la madre. Si esta muestra señales de profunda tristeza tras el nacimiento del bebé, podría ser un caso de depresión post parto. El cual necesita ser atendido de forma inmediata. Así la madre podrá recuperarse pronto y disfrutar del hermoso vinculo que la une con su pequeño.