Salud Belleza

Prepara tu propio sérum facial con ácido glicólico para rejuvenecer tu piel

Si estás interesada en el cuidado de la piel y en la prevención de las arrugas prematuras, manchas y cualquier signo del envejecimiento, el siguiente artículo es para ti

A continuación te presentamos todo lo que necesitas saber sobre este serum o suero facial, que no puede faltar dentro de tus rutinas de belleza.

Utilizando esta receta con ácido glicólico brindarás un cuidado profundo a la piel, reparando las células, previniendo la aparición de las arrugas y rellenando las líneas de expresión, dándote así una apariencia más joven debido a su absorción inmediata.

Esto se debe a que su ingrediente estrella (el ácido glicólico), es una de las mejores opciones para el cuidado y el tratamiento de la piel, ya que es un alfa hidroxi-ácido, que se obtiene de la caña de azúcar, con una estructura molecular similar a la de la piel, por lo que la dermis lo absorbe fácilmente.

Además contribuye con la renovación celular, estimula la producción de colágeno y elastina, brinda tratamiento para todo tipo de pigmentaciones, elimina las manchas y las cicatrices resultantes del acné y minimiza la presencia de poros de la cara.

Ingredientes:

Realiza este serúm en tu casa, solo necesitas unos minutos y podrás disfrutar de sus saludables beneficios.

– 2 ml de solución de ácido glicólico al 70 %

– 9 ml de agua de rosas o agua destilada

– 10 ml de aloe vera en gel puro

– 1 ml de glicerina

– Un pellizco de ácido ascórbico (lo venden desde los 100 gramos)

– 10 ml de aloe vera en gel puro

– Un envase de vidrio con tapa (evita los de metal, ya que los ácidos reaccionan mal a este material).

Preparación para que cuides tu piel:

– Agrega el ácido glicólico al envase de vidrio.

– Añade el aloe vera, el agua de rosas, la glicerina y el ácido ascórbico –lo que agarres entre dos dedos-.

– Mezcla todos los ingredientes con un utensilio que no sea de metal, y al integrarse, guárdalo en un lugar fresco y seco.

Uso para el cuidado de la piel:

Una vez listo, aplica el serúm sobre la piel durante la noche –así evitarás los efectos fotosensibilizantes del ácido glicólico-. En caso de emplearlo durante el día, debes aplicarte protector solar y evitar productos que contengan retinol (ya que puede generar alguna reacción).

Por ello, te recomendamos usar este serúm durante la noche y durante el día emplea uno que contenga ácido hialurónico, y listo, en poco tiempo, podrás lucir una piel suave y tersa, libre de imperfecciones.