Cambiar la palabra “necesito” por “merezco”

Cambiar la palabra “necesito” por “merezco”


En la vida siempre nos hacemos consciente de lo que carecemos, y pensamos que tener esas cosas nos harán felices por eso siempre en nuestra boca esta esa palabra “necesito”, la que en realidad no nos trae ningún beneficio ni bienestar a nuestra vida.

Todo lo que tienes es lo necesario para vivir, Dios sabe que es lo que necesitas en tu vida y te lo otorga día a día. Pero si crees que hay algunas otras cosas que quisieras disfrutar o tener es momento de ganártelo, porque con los merecimientos es que el mundo conspira para darte lo que mereces.

Pero muchas veces lo que mereces no es lo que quieres. Si haces cosas buenas entonces mereces cosas buenas, digamos una recompensa, pero si no haces nada bueno no esperes que te premien. El destino siempre da lo que merecemos y no lo que creemos necesitar.

Para merecer cosas buenas y grandes en la vida, lo primero que debes hacer es ganártelo y dejar de lamentarte por lo que no tienes o crees necesitar. Así el universo empezará a conspirar a tu favor. El cambio empieza desde tu interior para atraer lo bueno a tu vida.

Aprende a atraer tus merecimientos con la palabra merezco

merezco

Empieza cambiando esa palabra necesito, por un merezco. Claro está no te creas merecedor de lo mejor, hay que estar consciente de lo que somos y de lo que entregamos como persona. Esto no dará una dosis de realidad y sabrás exactamente de que eres merecedor en la vida.

Todos somos merecedores de felicidad, amor, comida, ropa y salud en la vida. Pero muchas personas se menosprecian y no se sienten merecedores de nada bueno, eso los lleva a la depresivo y los venda para no ver lo bueno que el mundo le ofrece.

Para cambiar eso es necesario, dejar de tener una actitud limitante, también debes creer en ti mismo, en tus capacidades y merecimientos. También debes liberarte de las ataduras y los miedos, priorizarte, velar por tu primero.

Es ahí donde te dará tu verdadero valor y todo se pondrá en su lugar. Tendrás todas las cosas buenas que mereces por ser una persona especial. Solo debes estar abierto a recibir los regalos del universo. Mientras estés bajo los efectos de la queja y la negatividad no verás una mejoría en tu vida ni física ni espiritual.

Cambia tu actitud y tu vocabulario para que veas como tu mundo se vuelve más colorido.

Si te gusto e articulo compártelo.